presentada por
Menú
Schweinsteiger por partida doble

Vuelta a su estadio favorito

El viaje de Múnich a Stuttgart es largo, sobre todo en autobus. Tiempo suficiente para que los jugadores del Bayern de Múnich, se vayan mentalizando para el partido de copa contra el VfB Stuttgart. Algunos jugaron, otros oyeron música y otros leyeron un libro. Bastian Schweinsteiger podría haber utilizado las dos horas y media de viaje, para ver un DVD de motivación: el partido por el tercer puesto del Mundial 2006.

En aquel partido, que ganó Alemania a Portugal en Stuttgart por 3:1, el jugador de 24 años jugó uno de sus mejores partidos con la selección y ya lleva 62. Marcó dos de los goles y participó en el tercero. Y aunque los recuerdos de aquel mundial inolvidable, quedan ya dos años y medio atrás, los recuerdos de aquel encuentro están ahora más presentes desde el jugado el martes por la noche.

Pues el partido jugado por Schweinsteiger en esta eliminatoria de octavos de final de la Copa DFB, que ganó el Bayern por 5:1, recordó a su esplendida actuación aquel 8 de julio de 2006. Participando mucho en el juego, luchando cada pelota y corriendo como corrió, el juego de Schweinsteiger creó muchos problemas al Stuttgart en el lateral derecho.

"Le dijimos antes de empezar, que creíamos que por su banda habría espacios", dijo el entrenador Jürgen Klinsmann, que al acabar el partido explicó algunas de las indicaciones tácticas que le habían dado al centrocampista, como que tenía que llegar hasta el fondo o encarar directamente la portería.

Muy bien el equipo

Así ocurrió en el minuto diez de partido, cuando sirvió a Martín Demichelis un perfecto pase desde el lateral, que el argentino no pudo aprovechar. Seis minutos más tarde lo intentó el mismo, con más éxito. Tras un pase fallido del lateral izquierdo del Stuttgart, Boka, el centrocampista bávaro penetró en el área y desde el ángulo con un potente disparo logró subir el primer gol al marcador.

"Normalmente se centra. Pero no había nadie bien colocado y el ángulo estaba libre. Ya metí en Mainz un gol así – y he pensado, que lo iba a intentar otra vez", explicó Schweinsteiger más tarde su gol, al mismo tiempo que elogiaba el juego de todo el equipo. "En conjunto hemos jugado muy bien y demostrado de lo que somos capaces".

Primeros goles desde 2003

En la segunda mitad, Schweinsteiger transformó con mucha seguridad un penalti y puso el marcador en un claro 4:0. Después de que Franck Ribéry en la primera parte fallase otro penalti, al lanzarlo mansamente a las manos de Lehmann, Klinsmann decidió que fuese Schweinsteiger el que lo lanzase. "He insistido", explicó Klinsmann y subrayó lo que valora al jugador de la cantera.

Al final Schweinsteiger, que poco antes de la pausa invernal amplió su contrato con el Bayern de Múnich hasta el 2012, no sólo logró hacer un buen partido, sino también sus dos primeros goles en la Copa desde hace 22 encuentros. La última vez que marcó fue en los cuartos de final de la temporada 2002/03, partido en el que el Bayern de Múnich se impuso al Colonia por 8:0. "En este estadio me gusta marcar", bromeó Schweinsteiger recordando el partido por el tercer puesto del Mundial 2006.