presentada por
Menú
Partido clave en Berlín

A cumplir el trabajo

Como en cada partido fuera de casa, el bus del Bayern, repleto de uniformes, balones y utensilios, partió de la sede en Munich con un día de anticipación, rumbo a la capital de Alemania, a 600 kilómetros de distancia, pasando de largo por la autopista A9 las ciudades de Nuremberg y Leipzig. El campeón alemán, sin embargo, tiene sus ojos puestos en otra dirección, en la ruta de la Autopista A8 que pasa por Stuttgart y en dirección al norte se bifurca en la A6 que lleva a Sinsheim, donde en la noche del viernes se decidirá la importancia del duelo en Berlín: se lucha por el liderato o por mantener la distancia con el puntero.

El viernes en la noche el Hoffenheim recibe al Leverkusen y el juego será seguido por los integrantes del Bayern en el televisor del hotel de la concentración. En caso de que Hoffenheim no consiga una victoria, el club de Múnich podría, ganando en Berlín, asumir por primera vez en esta temporada la punta de la tabla, por ello Christian Lell anunció que “una gran parte del equipo lo verá”.

El objetivo son los tres puntos

“Este es otro partido clave y nosotros debemos cumplir con nuestro trabajo” dijo el entrenador Jürgen Klinsmann, y eso significa obtener los tres puntos con una victoria en el Estadio Olímpico que le permita al Bayern, independientemente del resultado del Hoffenheim y tras su triunfo 3-1 sobre el Dortmund del pasado fin de semana, continuar por la buena senda.

Pero en Berlín las cosas serán difíciles, “ellos están a nuestra altura” opina el defensor Daniel van Buyten, y Klinsmann considera que el equipo de la capital “está merecidamente en la parte de arriba de la tabla pues hasta ahora ha jugado una gran temporada”. El Berlín ya ha doblegado al Hamburgo, al Leverkusen y al Hoffenheim.

La lección de Hamburgo

“Vamos a darlo todo” anunció Van Buyten, en tanto que el entrenador espera “mucho trabajo pues los de Berlín juegan muy concentrados y son muy ordenados tácticamente, reducen los espacios y se repliegan bien. Allí nos toca acelerar”.

El Bayern se enfrenta a una tarea tan difícil como la que le tocó en la reapertura del campeonato luego de la pausa invernal, cuando cayó 1-0 en Hamburgo. “Queremos mostrar que aprendimos nuestra lección de esa derrota, ante el Dortmund se mostró la reacción correcta y ahora hay que seguir por ese camino” sostuvo el entrenador que espera la primera victoria como visitante en la segunda vuelta del torneo.

Berlín con bajas

Siete partidos en línea ha ganado el Berlín, por esta razón se tienen gran confianza para el enfrentamiento con el Bayern: “Es un partido especial para todos nosotros, pero tampoco es que estemos temblando” resumió el ambiente de su gente el capitán Arne Friedrich, quien tras haber superado sus problemas de espalda regresará a las canchas este sábado de la misma forma que el volante Pal Dardai.

El entrenador Lucien Favre le exigió a sus pupilos “un excelente rendimiento, y en especial el compromiso de todos en el trabajo defensivo”. Favre no podrá de todas formas formar a su mejor grupo ya que le harán falta Gojko Kacar y Fabian Lustenberger (lesionados), Cicero (acumulación de tarjetas amarillas) y probablemente también Marko Pantelic, ya que el goleador aún aqueja problemas en su rodilla.

Seleccionados regresaron sanos

“Da lo mismo” dijo Lell sobre la ausencia de Pantelic, “con él o sin él, el Berlín lo va a entregar todo”. El Bayern quiere oponer resistencia y por fortuna cuenta con todos sus jugadores, incluso aquellos que participaron con sus selecciones en partidos nacionales esta semana, quienes regresaron sanos: sólo Massimo Oddo, quien aún cumple su sanción por expulsión, no puede ser tenido en cuenta.