presentada por
Menú
Sin Toni

Con furia contra el Colonia

La celebración del Carnaval está llegando a su máximo punto, pero el Bayern está decidido a dañarle la fiesta al Colonia pues después de haber encajado dos derrotas, en tres partidos de la segunda vuelta, el club de Múnich quiere iniciar este sábado con un triunfo, una serie positiva que le permita recortar la distancia al liderato y llenarse de confianza para enfrentar la tarea que tiene por delante en los tres torneos que disputa.

“Ya que no logramos hacernos al primer puesto en Berlín, tenemos que procurar ascender en la tabla; estamos furiosos con lo sucedido en Berlín, no tenemos que venirnos con cuentos: los tres puntos son obligatorios” dijo el arquero Michael Rensing.

Que el Bayern logre este fin de semana, en caso de darse los resultados en otras plazas, el liderato, es irrelevante: “sólo cuenta que cumplamos nuestro trabajo, tenemos que derrotar al Colonia y acumular tres puntos, eso es lo que nos hemos propuesto” recalcó el entrenador Juergen Klinsmann. El capitán Mark van Bommel agregó “hemos perdido dos veces, ahora hay que ganar, no hay excusa que valga”.

El Colonia es fuerte de visitante, 13 de 25 puntos acumulados en el torneo los ha obtenido fuera de casa, sin embargo el delantero Miroslav Klose demanda, “es tiempo de iniciar una serie positiva”; sobre sus opciones de jugar, lo cual estuvo en duda esta semana debido a un golpe en el tobillo, sotuvo que “ya está bien”.

Oddo otra vez con el grupo

El entrenador Klinsmann tendrá que prescindir de su compañero de ataque, Luca Toni, quien no consiguió recuperarse de sus problemas en el tendón de Aquiles. “El riesgo sería demasiado alto con miras al juego en Lisboa” explicó Klinsmann su decisión de dejar al campeón del mundo fuera de la nomina; como alternativas ofensivas el entrenador podrá contar con Landon Donovan o Lukas Podolski.

Uno que regresa es Massimo Oddo, quien luego de cumplir su suspensión por expulsión está listo para su primer partido del 2009. Klinsmann habla de una “semana de tensiones” que el Bayern quiere iniciar con una victoria el sábado antes de su compromiso de Champions League en Lisboa.

Miércoles de ceniza el sábado

En el Colonia tienen otras preocupaciones, y por ello el equipo abandonó el jueves la ciudad, que vive en estos días el furor de la fiesta de Carnaval, para, según explicó el entrenador Christoph Daum, “evitar que los jugadores tengan demasiadas tentaciones”. Una victoria en Múnich animaría las celebraciones en Colonia, pero el Bayern hará todo lo posible para que el visitante experimente el sábado su miércoles de ceniza.