presentada por
Menú
'Recuperamos la alegría'

Con la motivación de Lisboa, a Bremen

La euforia, luego de la clara victoria 5-0 en Lisboa, fue medida. Poco después de que finalizara el encuentro, la concentración del Bayern se centró en el próximo partido, el domingo ante el Werder Bremen. “Nos hemos complicado un poco en la Bundesliga. Ahora tenemos que recuperarnos”, dijo el entrenador Jürgen Klinsmann antes del partido ante los rivales del norte.

“Tenemos que continuar lo que comenzamos en Lisboa”, opinó el ex jugador del Bremen, Miroslav Klose, antes de volver a su antiguo entorno. Con la portería en cero y adelante efectivos y con puntería: así es como, después de dos derrotas consecutivas, el Bayern pretende acortar la diferencia de cuatro puntos que mantiene con el puntero y volver a la senda de la victoria.

Desmentida

“Todo el equipo recuperó la alegría en Lisboa”, dijo Franck Ribéry el viernes en Múnich, quien a pesar de su ímpetu ofensivo, apuesta por la seguridad. “Es muy importante mantenernos juntos y compactos. Eso es lo que hicimos en Lisboa y ha funcionado“.

Tanto Ribéry (“de eso no sé nada”) como Klose negaron rotundamente que la estabilidad recuperada se deba a una reunión que mantuviera el equipo como iniciativa de los jugadores, como trascendió en la prensa. “Es una tontería absoluta”, dijo Klose, “Puedo asegurar que no hubo ninguna reunión en la que le sugiriésemos al entrenador la táctica a seguir”.

Palabra de Van Bommel

Más bien, lo que el equipo hizo tras la derrota ante el Colonia, fue analizar el partido junto con el entrenador. “Todos estábamos de acuerdo en que si el Bayern Múnich pierde tres de cuatro partidos, algo no está bien. El entrenador estuvo presente en todas las charlas”, aseguró Klose. “No tuvimos otra táctica. Simplemente nos mantuvimos mucho más compactos, todos actuamos tanto defensiva como ofensivamente. Y es lo que intentaremos volver a hacer ante el Bremen", agregó Ribéry.

También el capitán Mark van Bommel dio el viernes su opinión sobre lo que se difundió en la prensa. En nombre del equipo, el jugador de 31 años dijo que “no hubo ninguna reunión sin el entrenador” y que “no existe ninguna decisión de los jugadores de plantear otro sistema”, esas "son cosas que decide el entrenador”.