presentada por
Menú
Para refrescar cuerpo y mente

Intensos trabajos de recuperación.

Mientras afuera cae la nieve, adentro, en el cuarto de masajes del Bayern, se labora con gran intensidad: los fisioterapeutas Fredi Binder, Stephan Weickert, Gerry Hoffmann y Gianni Bianchi tienen –literalmente- las manos llenas de trabajo; ellos se encargan de deshacer los nudos y aliviar la musculatura de los futbolistas del club que acaban de regresar de jugar con sus selecciones nacionales.

Dos días antes del crucial partido contra el Berlín se reportaron de regreso en Múnich 10 seleccionados; Juergen Klinsmann únicamente tiene que esperar un poco más por Landon Donova. “Él regresará apenas el viernes, pero estará de todas formas en Berlín” dijo el entrenador a fcbayern.de.

Movimientos y estiramientos

Mientras Donovan, a quien le tocó el viaje más largo, regresa a Múnich, el resto de los jugadores nacionales realizó este jueves trabajos de recuperación que fueron de verdad exigentes: bicicleta, ejercicios para el torso, abundantes estiramientos y una banda de movimientos hicieron parte del programa previsto para refrescarlos con miras al partido del sábado.

La carga de los enfrentamientos con los equipos nacionales se alivia en doble sentido: “estos viajes no sólo son exigentes para el cuerpo, también lo son para los nervios, son stress puro” opinó Klinsmann tomando en consideración los prestigiosos duelos Argentina contra Francia y Brasil contra Italia, en los cuales jugadores del Bayern tomaron parte. Por lo tanto hay que refrescar el cuerpo y la mente.

Efecto positivo

Allí ayuda regresar con una victoria a Múnich: “Cuando se gana es bueno para la mente, el ritmo de competencia no se consigue en los entrenamientos sino en los partidos, los 90 minutos hacen bien” sostiene el belga Daniel van Buyten quien, como Hamit Altintop y Landon Donovan, no ha tenido grandes oportunidades de jugar después de la pausa invernal.

El haber anotado los dos goles en la victoria (2-0) de su selección sobre Eslovenia, ha motivado de gran manera a Van Buyten, quien asegura con convicción: “Ahora queremos alcanzar el primer lugar en la Bundesliga”.