presentada por
Menú
Convocados 11 jugadores del FCB

Ribéry vuelve y Lucio advierte

En los próximos días habrá algo más de tranquilidad en el centro de entrenamiento del Bayern de Múnich. En total 11 jugadores del equipo han sido convocados por sus respectivas selecciones, para participar en los partidos internacionales programados. Del equipo titular que venció el domingo al Borussia de Dortmund por 3:1, han sido seleccionados ocho jugadores.

"Por supuesto, preferiríamos que estuviesen aquí", dijo el entrenador Juergen Klinsmann en una entrevista con FCB.tv. "Pero por otra parte el cambio seguramente les vendrá bien. Y para los jugadores extranjeros será bueno, estar en un ambiente en el que se hable su lengua materna", opinaba el entrenador, que quería sacar el mayor rendimiento posible a los entrenamientos con los jugadores que se quedan en Múnich, comandados por Zé Roberto.

Lucio y Toni en Londres

El primero de los partidos internacionales, por lo menos en lo referido a los jugadores del Bayern, los disputarán Lucio y Luca Toni, en el encuentro que enfrenta a sus dos selecciones, Brasil e Italia, las dos selecciones que más campeonatos del mundo han ganado. El partido se jugará en el estadio londinense Emirates. "No será fácil pararlo. No tengo intención de lesionar a ningún jugador, pero cuando Luca lleva la camiseta de la selección italiana, tampoco lo voy a tratar con guantes de seda", advertía Lucio a su compañero.

Otro duelo directo entre jugadores del Bayern de Múnich será el que jueguen el miércoles por la noche en Marsella, Franck Ribéry con Francia y Martín Demichelis con Argentina. "Por supuesto que estamos todos muy motivados. Va a ser un partido sensacional, ante un público sensacional. Espero que juguemos un buen partido y por supuesto que ganemos", se alegraba Ribéry del partido que se disputará en su antiguo estadio Stade Velodrome: "Seguro que se me pasarán algunos recuerdos por la cabeza. Pasé dos años muy buenos en Marsella".

Donovan con ganas ante México

Con tres jugadores del FC Bayern, Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Miroslav Klose, espera el combinado alemán empezar bien el año. El miércoles por la tarde la selección alemana se enfrenta en Dússeldorf a Noruega. "Está bien que nos volvamos a reunir, después de tanto tiempo", dijo Lahm, sobre el partido, "es un test importante, se trata de hacerse un sitio en el equipo".

En cambio en el partido que disputa el estadounidense Landon Donovan con su selección, contra el vecino México, están en juego importantes puntos para la clasificación para el próximo mundial. "Este partido es un clásico, en el que se da todo", comentó Klinsmann sobre el significado de este encuentro. "Hasta ahora en los partidos clasificatorios, hemos podido imponer nuestro juego. Y cuando lo conseguimos, es muy difícil ganarnos", opinaba Donovan ante el primer partido de la última ronda clasificatoria de la CONCACAF.

Minutos para Altintop y Van Buyten

En Izmir en encuentro amistoso, Turquía recibe a Costa de Marfil. Hamit Altintop espera acumular minutos de juego, tras disponer sólo de algunos minutos en los últimos partidos con el Bayern de Múnich. Con la misma idea viajó Daniel van Buyten, para disputar con la selección belga el encuentro contra Eslovenia en Genk.

Klinsmann espera que el defensa venga satisfecho de su juego, pues en el Bayern de Múnich tiene que aceptar que en estos momentos delante de él tiene a Lucio y Demichelis. "Me duele, dejar a Daniel en el banquillo porque Lucio y Demichelis son dos centrales muy buenos", dijo Klinsmann. Por su parte el capitán Mark van Bommel juega también el miércoles con la selección holandesa contra Túnez en Rades.