presentada por
Menú
Futuro incierto

Van Bommel: “Me tomaré mi tiempo”

La permanencia de Mark van Bommel en el Bayern Múnich más allá del final de la temporada, es aún incierta. El capitán de 31 años informó, después del entrenamiento de este viernes, que no ha definido “una fecha exacta” para decidir sobre la extensión de su contrato, que expira en el verano.

El Bayern le ofreció a Van Bommel extenderle el contrato por un año más, y el holandés hasta ahora no ha dado su respuesta. El limite original del plazo finalizaba en enero pero fue aplazado por el club por tiempo indefinido.

Gran aprecio

“Le hemos dado tiempo para que se decida por nosotros, para que no se sienta bajo presión y cuando al final opte por el Bayern nos vamos a alegrar mucho. Nuestro objetivo principal es que él entienda que nosotros queremos que se quede en Múnich”, dijo el gerente del Bayern Uli Hoeneß.

También el entrenador Juergen Klinsmann le daría la bienvenida a una decisión positiva de Van Bommel que garantizará su permanencia para la próxima temporada: “Él sabe nuestra opinión y conoce nuestro gran aprecio, nos alegraría mucho que se decidiera por nosotros, y no queremos presionarlo de ninguna manera” recalcó.

Como en Eindhoven

A Van Bommel le gustaría renovar por dos años. “Así es el negocio del fútbol y las directivas están en su derecho, los contratos no los hacen los jugadores sino los clubes. Lo único que yo puedo hacer es jugar bien, eso es todo”, explicó el holandés.

Para el experimentado volante la situación no es nueva. En el 2005, cuando jugaba para el PSV Eindhoven recuerda que “el contrato se vencía y tenía varias ofertas, me tomé mi tiempo y la decisión llegó en marzo” para irse al FC Barcelona, club con el cual ganó la Champions League.

Todo es posible

En las próximas semanas Van Bommel meditará conjuntamente con su familia sobre el futuro. “Tengo tiempo para decidirme y me lo voy a tomar, esto no es algo sobre la cual uno diga sí o no de un día al otro, se requiere tiempo para comparar las opciones y resolver de la forma correcta”.

Su permanencia o despedida (“todo es posible) no tiene nada que ver con la contratación de Anatoly Timoschtschuk, con quien el Bayern ya llegó a un acuerdo. “Eso no juega ningún papel, él puede venir, pero si quiere mi lugar puede olvidarse de él” anunció un Van Bommel en pie de lucha.