presentada por
Menú
Hasta sin penalti

“Butt, Butt, Butt" disfruta debut con el Bayern

A los pocos segundos de que el árbitro Martin Hansson pitó el penalti, la hinchada del Bayern ya había escogido su favorito para cobrarlo y desde la garganta de miles de asistentes se escuchó en el Allianz Arena el grito de “Butt, Butt, Butt, Butt, Butt”. El portero del equipo de Múnich se quedó bajo sus tres palos y con un saludo agradeció el gesto público.

Miroslav Klose, a quien el portugués Pedro Silva le había cometido la falta en el área, se encargó de cobrar y anotar el 6-1, que a la vez fue su séptimo gol en la Champions League esta temporada, con lo cual continúa junto con el jugador del Liverpool, Steven Gerrard, a la cabeza de la clasificación de artilleros.

Para Butt haber podido cobrar el penalti hubiera sido la coronación de una gran noche de fútbol, pues en el partido de vuelta de octavos de final de la Champions contra el Sporting Lisboa, el portero celebró su debut oficial defendiendo la camiseta del campeón alemán. Dos o tres veces antes de la escena del penalti en el minuto 82, logró Butt demostrar sus cualidades; en el descuento conseguido por Moutinho no tuvo nada que hacer y el cobro de la pena máxima (era un experto cobrador en su tiempo con el Leverkusen) no se le dio.

“En el primer momento vi a Lukas Podolski llamándome hacia delante, pero Miroslav Klose puede convertirse en el goleador de la Champions League, eso es bueno para el equipo y tal y como estaban las cosas era claro que él cobraría”, aclaró el portero de 34 años.

Hoeness se alegra por Butt

Butt contó que ya en la mañana previa al encuentro había discutido con Klose que hacer de darse el caso: “Hay que pensar de manera práctica, para Miro es importante acumular anotaciones en la clasificación de artilleros y para mi no es relevante aumentar mi cuota”, contó el cancerbero, quien ya ha anotado dos veces en pasadas Champions League y de haberlo hecho ayer cobrando el penalti sumaría tres en total, “tantos como Luca Toni” bromeó.

Pero hasta sin penalti el juego resultó ser para Butt una experiencia especial: “Me tocó esperar bastante hasta poder debutar, el primero partido para el Bayern es algo enorme”. Por su parte el gerente del club, Uli Hoeness, sostuvo “Me alegre cantidades por él, y también porque el público le expresó su respeto y aceptación, pues cuando uno siempre está en el banco hay con frecuencia frustración”.

Nada de baile

“A veces es difícil, pero hoy estoy simplemente contento” amplió Butt, quien decidió llegar a Múnich precisamente para tener la oportunidad de participar en la Champions League. Al arquero sólo le falta practicar un poco más el baile de celebración ante las barras de aficionados al final del partido, y a manera de justificación a su falta de ritmo sentenció “No tenía ni idea que había que hacer”.