presentada por
Menú
Aún sin Lahm y Toni

Bayern tiene hambre de semifinal

Se juega al todo o nada, y precisamente en esos momentos el Bayern enfrenta serios problemas de personal ya que tanto Philipp Lahm (infección gripal) como Luca Toni (problemas en el tendón de Aquiles) no podrán tomar parte en el partido de cuartos de final de la Copa Alemana, este miércoles, contra el Bayer Leverkusen.

“Philipp se ha recuperado pero aún no lo está plenamente” dijo Juergen Klinsmann, y mientras se cuenta con su regreso para el compromiso en la Bundesliga del sábado ante el Hannover, no ocurre lo mismo con Toni, sobre quien hay dificultades para hacer un pronóstico. “Algunas veces está mejor, entonces regresan los dolores, nuestros galenos están haciendo todo para mantenerlo bajo control”, reportó el entrenador.

Pero aún sin Lahm y Toni el Bayern tiene hambre de semifinal, la cual se ha puesto en la mira: “Queremos estar en todas las competencias en las que participamos hasta su cierre. Los muchachos le tienen ganas al partido” reveló Klinsmann en el último entrenamiento antes del enfrentamiento. “Tenemos la oportunidad de dar el paso correcto en dirección a un titulo” amplió Tim Borowski.

Transcurridos dos tercios de la temporada el campeón alemán está bajo presión, en la Bundesliga se han conseguido apenas cuatro puntos en cinco partidos, pero en las otras competencias, Champions League y Copa Alemana, todo va según lo planeado. “Para todos es claro que el tiempo se agota; después de haber ganado el doble el año pasado la Champions League ha ganado para todos los jugadores en importancia, ya días antes de cada duelo se está a punto, en la liga en cambio hay una pizca de despreocupación y prepotencia”, aclaró Klinsmann.

Partido 200

En su partido número 200 en la Copa Alemana el Bayern necesita gran concentración para enfrentar al fuerte Leverkusen, pues, como dice Klinsmann, “se juega el todo por el todo, mañana es blanco o negro”. Por ello el mediocampista Borowski conmina a su compañeros: “No importa cómo, con alargue o por penaltis, hay que alcanzar la siguiente ronda”.

Con la baja de Lahm y Toni todo indica que en el estadio de Duesseldorf saltará a la cancha el mismo once que jugó el domingo en Bremen. Zé Roberto remplazaría de nuevo a Lahm como lateral (Klinsmann lo considera „una buena opción“), mientras en el ataque el entrenador se inclina por Miroslav Klose en el papel de centrodelantero y Franck Ribéry como punta retrasada. “Eso funcionó bien en Bremen durante el primer tiempo, pero es muy difícil remplazar a Toni”, explicó el entrenador.