presentada por
Menú
Llegó la hora

El argentino exhibe su talento

Hay motores que necesitan calentarse antes de alcanzar su máximo poder, a José Ernesto Sosa, en cambio, le tocó en el partido contra el Bochum (3-0) llegar al tope sin ni siquiera haber podido calentarse un poco, cuando en el minuto 31 remplazó al lesionado Klose. “Ese ha sido su mejor partido desde que está en el Bayern” apuntó el directivo Karl-Heinz Rummenigge.

“En la emergencia le dije a José que no iba a tener tiempo de calentarse, le ordené que hiciera un corto trote y lo envié adentro, quizás no tuvo tiempo de pensar demasiado” explicó el entrenador Juergen Klinsmann la posible razón del gran desempeño de Sosa, quien “medita demasiado y siempre tiene dos ideas en la cabeza cuando le llega el balón”, lo que se nota en su rendimiento.

Imposibilitado para grandes cavilaciones debido a la rapidez del cambio, y jugando de forma muy similar a la que lo hacia en Argentina (detrás del delantero, en este caso Lukas Podolski), el ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos “estuvo constantemente en movimiento, generó peligro, e hizo un partido grandioso”.

increíble potencial

Gracias al apoyo de su compatriota Martín Demichelis (Klinsmann: “Micho intentó conducir a José integrándolo al juego”) Sosa sacó a relucir su increíble potencial y fue protagonista de la victoria 13 del club de Munich. “El protagonizó la jugada decisiva del encuentro” declaró el entrenador Klinsmann refiriendose a la tarjeta roja que recibió Marc Pfertzel (minuto 48), y lo único que opacó su presentación fue la ausencia de gol, ya que allí “le faltó una pizca de suerte”.

“Nos alegramos por él pues se le tenía por un talento escondido que hoy se mostró”, dijo Rummenigge sobre el argentino que estuvo a punto de ser cedido durante la pausa de invierno para que acumulara más minutos de juego. Klinsmann también se mostró satisfecho: “Nosotros sabemos lo que él tiene para ofrecer futbolísticamente, lo vemos todos los días en los entrenamientos”.

Inicia un papel más importante

A pesar de la lluvia de elogios, Sosa se mantuvo libre de pretensiones y con gran tranquilidad declaró “Estoy feliz de que todo haya salido tan bien” y dijo sobre la posición que “en ella me siento cómodo pues la conozco muy bien” desde cuando jugaba en Estudiantes de la Plata. Al ser interrogado sobre si la sustitución tan repentina fue el factor determinante para su rendimiento, reveló “fue importante pues entré con la cabeza libre de otros pensamientos, no medité las cosas demasiado”.

Con mayor confianza y una nueva motivación, Sosa espera tener nuevas oportunidades. Para Klinsmann, “El Principito”, como lo conocen en Argentina, es una nueva alternativa tras las bajas de Luca Toni, Franck Ribéry, Hamit Altintop, Tim Borowsk y ahora Miroslav Klose: “El de Bochum fue un partido muy importante para José. Nosotros esperamos que sea el inicio de un papel más importante”, fueron las palabras del entrenador.