presentada por
Menú
Con Butt en la portería

El Bayern no quiere regalar nada

El rival y el campeonato son diferentes, pero la situación es conocida para el Bayern. Hace casi justo un año, el equipo muniqués se encontraba también con una ventaja de 5-0 en octavos de final para el partido de vuelta, aunque en aquella ocasión se trataba de la Copa UEFA y era ante el Anderlecht. En aquel encuentro, en Múnich, el Bayern sufrió una derrota (sin importancia) de 1-2, que es lo que esta vez se quiere evitar.

“Eso no nos puede suceder”, dijo Jürgen Klinsmann antes del partido de vuelta de octavos de final ante el Sporting de Lisboa, que se disputará el martes a la noche en el Allianz Arena. También el portero Michael Rensing advirtió “que si nos dejamos estar y recibimos pronto un par de goles, puede volverse peligroso”.

Pero ni el rival cuenta con que el Bayern no pase de ronda, después del partido de ida 5-0. “El resultado ya está escrito“, opinó el entrenador del Sporting, Paulo Bento, quien con su equipo quiere despedirse del campeonato “con honor y orgullo”. También Karl-Heinz Rummenigge está seguro de “sin ser arrogantes, se puede casi asegurar que nuestro equipo ha pasado a cuartos”.

El martes por la noche habrá que olvidar durante 90 minutos lo que ocurra en la próxima vuelta. “Con un estadio con entradas agotadas y en Liga de Campeones, es nuestra obligación dar todo de nosotros y ofrecer a nuestros seguidores un buen partido”, exigió Klinsmann de su equipo “un buen rendimiento. Esperamos que el equipo se tome muy en serio el partido”.

Primer partido oficial para Butt

También es importante para el Bayern, continuar con la racha de siete partidos invictos en la Champions League. “Queremos hacer un buen papel de cara a los otros equipos”, dijo Rensing y Zé Roberto enfatizó: “Queremos ganar si o si“.

El resultado del partido de ida le dio la posibilidad al Bayern de realizar algunos cambios para el martes. “Tenemos la posibilidad de rotar”, opinó Klinsmann, quien ya tiene pensado un cambio en la formación del equipo: el portero suplente Hans Jörg Butt disputará su partido debut con la camiseta del Bayern. “Estoy muy contento”, dijo el jugador de 34 años a fcbayern.de, “el primer partido oficial para el Bayern es algo muy especial, y encima en la Liga de Campeones”.

Cuatro lesionados, dos del filial

Otros cambios en la plantilla, como el ingreso de Breno, José Sosa o Andreas Ottl, están todavía en duda. Debido a las lesiones de varios titulares, se darán algunos cambios “automáticamente”, dijo Klinsmann. Luca Toni, Franck Ribéry, Tim Borowski y Hamit Altintop quedan fuera, además Daniel van Buyten está engripado. “Los que entren al campo de juego tendrán que poner todo de sí“, exigió Klinsmann, quien contará con Deniz Yilmaz y Thomas Müller, delanteros del filial.

También en el Sporting se esperan cambios. Tanto el principal delantero Liedson, como los centrocampistas Rochemback y Romagnoli, no viajaron a Múnich. A pesar de todo, el Bayern se toma al rival en serio. “Es un gran equipo que quiere demostrar que lo de Lisboa fue sólo un tropiezo. Van a dar todo”, dijo Klinsmann. El equipo bávaro tampoco se quedará atrás. “Nos prepararemos para hacer un buen partido”, prometió