presentada por
Menú
Sin cuatro contra Hannover

El Bayern quiere entrar en racha

El estar en todas partes se acabó, ahora, después de la eliminación de la Copa DFB (Federación alemana de fútbol), el Bayern de Múnich tiene que juntar todas las fuerzas y volver a la senda de las victorias. Tras una sola victoria en los últimos cinco encuentros, el partido en casa contra el Hannover 96 el sábado, tiene que acabar en victoria, para poder seguir contando con aspiraciones al título.

"El sábado tenemos que ganar.Para volver a darles una alegría a los aficionados y para estabilizarnos en la Bundesliga y poder alcanzar nuestros objetivos", el presidente de la junta directiva, Karl-Heinz Rummenigge pidió los tres puntos contra el equipo de la Baja Sajonia que ocupa el puesto 12 en la tabla de clasificación . "Estoy convencido, de que el equipo tiene muchas posibilidades de defender el título".

Darlo todo

Tras la decepcionante actuación de su equipo en los cuartos de final de la Copa contra el Leverkusen, el entrenador Juergen Klinsmann, a pesar de que la clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones es casi segura, ve urgente la necesidad de mejorar. "Los jugadores tienen la fascinación de la Champions en la cabeza, pero no pueden olvidar la Bundesliga", comentó el entrenador de 44 años. "En los últimos de partidos de la Bundesliga ha faltado entregarse más, para poder ganar a cualquiera. Si no se da todo, no funciona".

Por esta razón contra el Hannover tiene que empezar la esperada racha de victorias, en la que se base la defensa del título. "El equipo ha demostrado suficientes veces esta temporada, de lo que es capaz. La constancia, de la que hablamos desde hace meses, todavía no la hemos logrado. Espero, que empecemos ya. Pues necesitamos en la Bundesliga una serie de victorias, para ir hacia delante".

Sin cuatro contra Hannover

Pero precisamente ahora, contra el equipo con peores resultados como visitante de la Liga (sólo un punto en diez partidos y sólo seis goles), Klinsmann no podrá contar con importantes jugadores del once habitual. El capitán Mark van Bommel está suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, Luca Toni, Franck Ribéry y Tim Borowski faltarán por lesiones y tampoco podrán jugar el martes en el partido de vuelta contra el Sporting de Lisboa (ver el artículo sobre el tema).

"Tenemos que aceptar las cosas como vienen. El equipo que juegue, tiene la calidad suficiente para ganar al Hannover", se mostró confiado Klinsmann de, a pesar de tener que prescindir de jugadores tan importantes, poder hacer salir al campo a un equipo potente. Así ahora, los jugadores que no juegan tan habitualmente, tendrán la oportunidad de demostrar de lo que son capaces, opinaba el ex entrenador de la selección alemana, al mismo tiempo que pedía "una entrega total y fuego desde el primer segundo".