presentada por
Menú
Thomas Mueller

Estreno con gol y beso

El miércoles en la mañana, a eso de las 10, ya la realidad había atrapado de nuevo a Thomas Mueller cuando se presentó bien abrigado al entrenamiento con el segundo equipo del Bayern. Grandes copos de nieve caían en su rostro, sin embargo el chico de apenas 19 años aseguró estar “contento de volver a la normalidad para poder digerir un poco de la atmósfera de Champions League” donde 12 horas antes dejó sus primeras huellas.

“Fue emocionante” evalúa el joven jugador su aparición en el máximo torneo de clubes del fútbol europeo tras el cambio en el minuto 72 sustituyendo a Schweinsteiger. Dos minutos más tarde dribló a su oponente y sacó un centro que Klose le sirvió de cabeza a van Bommel, quien anotó el 5-1.

“Pensé que si me dan la oportunidad entonces tenía que mostrar algo, mi fortaleza está en los duelos individuales” repasó Mueller la acción; en cuanto a su propio gol, el 7-1 final con el cual coronó un llamativo debut, dijo “No fue tan difícil, yo estaba allí donde cayó el balón, cualquiera lo hubiera hecho”.

“Yo admiro a esos muchachos, ellos entran al partido y hacen lo que tienen que hacer como si no hubieran hecho otra cosa diferente en toda su vida; hermoso poder ver cuanta confianza se tienen esos chicos” alabó el gerente Uli Hoeness al ser interrogado por fcbayern.de. El debutante en Champions League también cosechó felicitaciones de otra índole, su prometida Lisa le dio un gran beso al termino del partido, “Ese es nuestro ritual, Lisa se alegró y estaba orgullosa de mí”.

Potencial

otro que estaba orgulloso era el entrenador de la segunda división, Hermann Gerland: “Nuestro mayor deseo en las divisiones inferiores es aportar jugadores que puedan apoyar el trabajo de los profesionales” dijo sobre Mueller, quien de forma meteórica se ha transformado en un gran valor que en febrero fue reconocido con un contrato en el primer equipo.

“Él es un talento excepcional, peligroso en el área rival, maneja ambos perfiles, tiene gran dominio de balón y es un cabeceador aceptable con gran potencial para mejorar; con los jugadores jóvenes lo importante es que den aún más cuando llegan a ser profesionales y no crean que ya con eso lo consiguieron todo” recalcó Gerland.

Lento proceso

El entrenador Juergen Klinsmann considera que Mueller están en buenas manos bajo la dirección de Gerland y reveló que tiene en su cuaderno de notas el nombre del volante desde su llegada al Bayern el verano pasado: “Conocemos su talento y lo iremos ingresando lentamente al plantel, con frecuencia viene y está con el resto”.