presentada por
Menú
Ribéry, decisivo en Francia

Schweini y Poldi marcan para Alemania

Con tres jugadores del Bayern, Lukas Podolski, Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm, la selección alemana de fútbol avanzó un paso más en la clasificación para el Mundial Sudáfrica 2010. El sábado por la noche, los hombres del entrenador Joachim Löw derrotaron al pequeño país (futbolístico) Liechtenstein por 4-0, pero la esperada goleada arrolladora no se hizo presente. El conjunto germano quedó entonces como líder del Grupo 4 con 13 puntos, por delante de Rusia (9 puntos/2-0 ante Armenia) y Finlandia (7 puntos/2-0 en Gales).

Ante 43.368 que colmaron el Estadio Central de Leipzig, Michael Ballack -tras centro de Schweinsteiger- abrió la cuenta en el minuto 4 ante el 151º del ránking mundial y el ex Bayern Marcell Jansen aumentó a 2-0 el marcador, 5 minutos más tarde. Tras el cambio de lado, Schweinsteiger (48’) marcó el 3-0 tras recibir un rebote al arco de Podolski, quien poco después (50’) anotaría el 4-0 final. Para Podolski significó su gol número 32, con el que igualó a Klaus Fischer en la lista de goleadores históricos de la selección germana.

Schweini y cía. cumplen con su obligación

“Siempre está bien cuando se gana y uno anota”, dijo Podolski al terminar el encuentro y agregó: “Antes de enfrentar a Liechtenstein y Gales nos propusimos ganar los dos partidos. Hoy conseguimos los primeros tres puntos, los siguiente los queremos obtener el miércoles ante Gales”. Podolski y Lahm completaron los 90 minutos, mientras que Schweinsteiger le dejó su lugar a Simon Rolfes (Bayer Leverkusen) en el minuto 88.

“Tuvimos muchas ocasiones, pero al final podemos quedaros satisfechos con el 4-0. El miércoles tenemos que ir por más”, aclaró Lahm. Tras el pitido final, Schweinsteiger calificó al partido de “misión cumplida” y explicó que el equipo generó “muchas ocasiones, pero no las aprovechó tanto. Ya estamos pensando en Gales”. Con una victoria en Cardiff, el equipo estaría casi con un pie adentro de Sudáfrica.

Esperanzas en la zurda de Ribéry

El vicecampeón Francia también puede volver a soñar con la participación en el Mundial, gracias a Franck Ribéry. El centrocampista del Bayern metió un zurdazo desde 20 metros para darle la victoria a “les Bleus” por un escaso 1-0 ante Lituania. Con 7 puntos en cuatro partidos, los franceses ocupan el tercer lugar del grupo 7, detrás de Lituania (9 puntos en 5 partidos) y Serbia (12/5).

En buen camino hacia Sudáfrica se encuentra la selección de Holanda que, con el capitán del Bayern Mark van Bommel, venció claramente a Escocia por 3-0. En el estadio Ámsterdam Arena marcaron Klaas Huntelaar (29’), Robin van Persie (45’+1’) y Dirk Kuyt (76’/penalti), para conseguir la cuarta victoria de la “naranja mecánica” en cuatro partidos, que le permite liderar el grupo 9 con 12 puntos, por delante de Islandia y Escocia (4 puntos cada uno).

Un gran revés es el que sufrió en cambio la selección de Bélgica. Los “diablos rojos” cayeron derrotados de local en Genk -sin Daniel van Buyten- ante Bosnia Herzegovina por 2-4 y quedaron relegados a la cuarta posición del grupo 5, a 8 puntos del líder, España. De todas formas, el segundo puesto, que otorga la clasificación directa al Mundial, quedó a sólo dos puntos.