presentada por
Menú
Seis bajas ante el ‘Alm’

‘Hay que dar el cien por ciento’

El “Alm” de Bielefeld fue en el pasado, escenario de partidos inolvidables entre el local Arminia y el Bayern. ¿Quién no recuerda la victoria de los locales por 3-1 en la fecha 21 de la temporada 2004/05 que se jugó sobre el césped congelado porque la calefacción del estadio no funcionaba? O el polémico 4-4 en la fecha 31 de la temporada 1997/98, en el que al finalizar, el Bayern se quedó sin los dos puntos para poder defender el título.

Por lo tanto, los muniqueses están advertidos para el sábado, cuando viajen hacia Bielefeld en busca de los siguientes tres puntos en la lucha por el título. Después de la eliminación en la Liga de Campeones la situación es clara, asegura el entrenador Jürgen Klismann: “Ahora sólo importa ganar la Bundesliga. Para ello, ahora haremos y movilizaremos todo”.

En un colmado SchücoArena, como se llama el venerable estadio del “Alm”, a Klinsmann le espera una difícil tarea ante el 15º de la tabla, al que amenaza el descenso y que hace seis partidos no gana como local. “Los del Arminia van a exigirnos mucho, van a luchar por cada centímetro del campo. Serán agresivos y lucharán por cada balón dividido. Tenemos que estar a la altura y desarrollar nuestro juego”.

El entrenador del Bayern tiene que afrontar este partido con una plaga de lesiones. Además de Miroslav Klose y Massimo Oddo, tampoco podrán jugar Lukas Podolski, Zé Roberto y Breno, por problemas musculares. A estos se le suma Michael Rensing, por una lesión de un tendón en un dedo. Holger Badstuber, Thomas Müller y Thomas Kraft serán los tres jóvenes talentos del filial que están convocados para el encuentro.

A la espera de un tropiezo del Wolfsburgo

A pesar de las bajas, lo que importa ahora para el Bayern es disminuir los puntos de ventaja que le lleva el puntero Wolfsburgo. Después del buen resultado ante el Frankfurt y en el partido de vuelta ante el Barcelona, los del Múnich quieren ahora “seguir sumando y complicarles la vida a los del Wolfsburgo”, según explicó Klinsmann. “Simplemente tenemos que ganar los partidos y en algún momento pasar al Wolfsburgo”, continuó.

El Bayern, segundo en la tabla, no sólo cuenta con ganar sino que espera un tropiezo de su rival. “Cuando se está a sólo tres puntos del Bayern, se puede sentir la presión. Eso es lo que tenemos que aprovechar, ganar todos los partidos y esperar a que en algún momento tropiece el puntero”, dijo José Sosa, quien después de un muy buen rendimiento en los últimos dos partidos, también estará presente en Bielefeld.

Butt exige el cien por ciento

“Para nosotros ahora cuenta cada partido para poder alcanzar el puntaje máximo posible. Con esta actitud hay que salir a la cancha en Bielefeld. Todos sabemos qué es lo que está en juego. Por eso no tengo dudas de que mis jugadores responderán”, dijo Klinsmann, que para el partido ante el Arminia “tiene muchas expectativas”. “Vamos a Bielefeld muy bien predispuestos”.

También Jörg Butt y el lesionado Miro Klose saben la importancia que tienen las próximas semanas. “Quiero ser campeón de Alemania”, dijo claramente Butt. “Y no es imposible. Se pueden recuperar tres puntos en siete partidos. Pero para eso tenemos que dar el cien por ciento.” Y Klose agregó: “Si cumplimos con nuestro trabajo estoy seguro de que saldremos campeones”.