presentada por
Menú
Buena reacción

’Queremos ser campeones’

La reconciliación con los fans continuó el domingo por la mañana. Luego de la entrada en calor, Franck Ribéry, Luca Toni y los demás, pasaron el alambrado y firmaron todos los autógrafos posibles. Alrededor de unas 2000 personas fueron a presenciar el entrenamiento y así poder ver de cerca a las estrellas del Bayern. La mayoría se volvió contenta a casa.

También la mayoría de los 69.000 espectadores que el día anterior estuvieron en el estadio Allianz Arena animando al Bayern deben haber sentido lo mismo. Con un claro y merecido triunfo por 4-0 (PT 3-0) ante el Eintracht Frankfurt, el equipo de Jürgen Klinsmann volvió al camino de la victoria después de las dos amargas derrotas en Wolfsburgo y en Barcelona, justo a tiempo para celebrar Semana Santa en el club.

“Después de la humillación en Barcelona, nos esforzamos y pudimos ofrecerle este triunfo a nuestros seguidores. Nos hemos resarcido un poco, pero no del todo aún”, dijo el entrenador Klinsmann. “Estoy contento de que hayamos ganado 4-0, es un buen resultado”, dijo Mark van Bommel. Pero el capitán dejó entrever sus dudas: “futbolísticamente no fue excepcional. Y Frankfurt no es el Barcelona”.

El Eintracht, que en todo el partido logró poner en peligro una sola vez al arco del Bayern, resultó ser un contrincante ideal para levantar la moral del equipo muniqués. “Desde el comienzo hemos jugado muy soberanamente y concentrados, no dejamos lugar atrás y adelante hicimos muy buenos goles”, dijo el último hombre, Jörg Butt. El portero de 34 años volvió a ocupar de forma sorpresiva nuevamente el lugar de Michael Rensing.

“Lo más importante fue que el equipo demostró desde el primer segundo que quería volver a hacer las cosas bien”, dijo Klinsmann. Los hinchas del Bayern, muy elocuentes, se mantuvieron callados los primeros minutos del encuentro. “Es muy doloroso entrar al estadio y que no haya ambiente. Tenemos que cambiar eso, que vuelva el buen clima”, opinó Bastian Schweinsteiger, quien en el minuto 48, luego de los goles de Ribéry (3’), Toni (17’) y Lucio (23’), convirtió el último del encuentro.

La lucha por el título continúa

“Es importante que hoy hayamos logrado los tres puntos”, dijo Butt, que al igual que sus compañeros de equipo puede alegrarse de ocupar el segundo puesto de la tabla. “Ahora tenemos que seguir y continuar sumando puntos. Así todo es posible”, continuó.
La meta de la Bundesliga, continúa muy presente para Klinsmann y los suyos.

“Tenemos posibilidades de salir campeones en Alemania”, dijo el entrenador. El puntero VfL Wolfsburgo se encuentra a sólo tres puntos del Bayern. Van Bommel dijo: “Todavía quedan siete partidos en la Bundesliga, queremos salir campeones. Ni yo, ni el equipo, ni nadie del club desea otra temporada en la Copa UEFA”.