presentada por
Menú
Tras la lección en Barcelona

Bayern quiere “salvar lo salvable”

Karl Heinz Rummenigge habló de un “enorme ridiculo”, Juergen Klinsmann de un “desmontaje” y Christian Lell de una “lección”. Directivo, entrenador y jugador coincidieron en que el FC Barcelona fue demasiado para el campeón alemán en los cuartos de final de la Champions League, y en que la clara derrota (4-0) acabó con el sueño de alcanzar la siguiente ronda en el torneo.

“Con ese resultado es apenas obvio que quedamos por fuera” dijo un evidentemente golpeado Rummenigge durante la cena de medianoche en compañía del equipo que se llevó a cabo en el hotel “Rey Juan Carlos I”. “Recibimos, especialmente en la primera parte, una lección que dolió; no se si estoy más triste o rabioso por lo que vimos esta noche, nos ha tocado vivir un momento amargo”.

Cuatro días después de la dolorosa caida 1-5 ante el Wolfsburg, el Bayern, esta vez en la Champions, se topó con otra barrera. El 4-0 es la derrota más abultada del campeón alemán en el máximo torneo europeo desde 1973, cuando con el mismo resultado se perdió contra el Ajax Ámsterdam. Once meses después de la deprimente eliminación de la Copa UEFA ewn cuartos de final ante el Zenit St. Petersburgo (también 4-0), el Bayern vivió otra penosa tarde en su exitosa historia en campeonatos europeos.

“El resultado, y la presentación, fueron decepcionantes; con su forma de jugar el Barcelona nos mostró claramente nuestras limitaciones, lo de ellos fue fantástico y a nosotros nos quedó claro que aún tenemos mucho trabajo por delante para ubicarnos dentro de los cuatro mejores de Europa” evaluó el entrenador Juergen Klinsmann el partido jugado ante 96.000 espectadores en el Camp Nou.

Desde el inicio del partido el Barcelona no dejo dudas sobre quien abandonaría la cancha como triunfador. La excelente ofensiva conformada por Lionel Messi (minuto 9 y 38), Samuel Eto’o (minuto 12) y Thiery Henry (minuto 43), se encargó con sus goles de definir el marcador en el primer periodo.

“Ello jugaron tan rápido que nosotros ni siquiera alcanzamos a disputarles el balón, simplemente no estábamos a su nivel” opinó Mark van Bommel. Klinsmann por su parte consideró que “en cada sección del equipo se puso en evidencia que no podíamos resistir, los dos goles tempraneros fueron golpes muy fuertes tras los cuales nos faltó valor para darle la cara al Barcelona”.

Lo que le resta ahora al Bayern es asimilar la experiencia y concentrarse de nuevo en la Bundesliga: “tenemos una responsabilidad, somos un club orgulloso, y ese orgullo fue parcialmente pateado esta noche. Ahora tenemos que recuperarnos con este equipo en la liga, aún tenemos 8 partidos para alcanzar los objetivos que ya no podremos lograr en la Champions League” dijo Rummenigge.

Por lo menos un segundo puesto debe resultar al final del campeonato de la Bundesliga, aún mejor sería la defensa del titulo, de tal forma que el Bayern pueda regresar en la próxima temporada a disputar la Champions League: “sólo me resta agregar que ya que no alcanzamos lo que nos propusimos ni en la Copa Alemana ni en la Champions, espero que los jugadores en las próximas semanas lo den todo para alcanzar este objetivo. Tenemos que salvar lo salvable”.

Para fcbayern.de en Barcelona: Carsten Zimmermann