presentada por
Menú
Contra los juveniles

Hat-trick de Toni en un partidillo

Alguno se ha puesto a punto para el Wolfsburgo y el Barcelona. Por lo menos, Luca Toni ha disparado su frustración por la lesión que acaba de superar. En el partidillo de 50 minutos que han disputado el primer equipo y los juveniles sub-19 del Bayern, y que han ganado los primeros por 6:1, el italiano ha conseguido un hat-trick. "Luca está hambriento, quiere por fin jugar", se alegraba Juergen Klinsmann sobre el partidillo que había hecho su goleador tras más de cuatro semanas lesionado.

"Luca simplemente se alegra. Las últimas semanas no han sido fáciles para él", dijo Klinsmann a fcbayern.de. Molestias en el tendón de Aquiles no le han permitido jugar. El lunes el italiano volvió por fin a entrenar con todo el equipo. "Ya está completamente bien", anunció Klinsmann, "tiene la seguridad de que su tendón de Aquiles está al 100% bien. Eso es muy importante".

Coger ritmo

Ahora el delantero lo que tiene que hacer es coger el ritmo. "Y entonces hará automáticamente sus goles", opinaba Klinsmann. El partidillo contra los sub-19 ha sido por eso importante para Toni. Pero también Massimo Oddo, que se perdió el partido contra el Karlsruhe por problemas en la pantorrilla, pudo así ir cogiendo ritmo.

Oddo además hizo un gol. José Ernesto Sosa und Zé Roberto hicieron el resto de goles del primer equipo y el de los sub-19 lo hizo Vincent Boenig. "Llevamos ya diez días entrenando, por eso para los chicos es bueno entrar en competición aunque sea con los sub-19 y no un entrenamiento más", explicó de esta manera Klinsmann el sentido de este partido durante la pausa por los encuentros de selecciones.

Felicitaciones a los juveniles

El entrenador del FC Bayern estaba también contento de poder ver por si mismo el juego de los juveniles. "Los jugadores jovenes tiene que tener de vez en cuando la posibilidad de demostrar de lo que son capaces jugando contra los jugadores del primer equipo". Tras el encuentro Klinsmann reunió al equipo del entrenador Kurt Niedermayer para felicitarlos. "Lo han hecho muy bien".

También Niedermayer estaba contento: "Los chicos lo han hecho bien". Aunque se les notaron los nervios, según el entrenador de los sub-19. "Se notaba que algunos estaban inseguros. Un partido así no es para ellos normal. Así ven lo que es el fútbol profesional. Es otra cosa, jugar un uno contra uno contra Zé Roberto o Breno".

Alegría por el gol del honor

El gol del honor poco antes de acabar el partido fue perfecto para los juveniles. "Eso es lo que quería", se alegraba Niedermayer. Una repetición de juveniles contra el primer equipo no está descartada. "Tal vez surja la posibilidad de la revancha", dijo Klinsmann.