presentada por
Menú
Jürgen Klinsmann

'Hay que digerir algo así'

Derrota por goleada 1-5 en Wolfsburgo, en un encuentro crucial en la lucha por el título. El último campeón de la Bundesliga imaginaba una tarde muy distinta en el Volkswagen-Arena. “Es decepcionante, pero lamentablemente ahora ya no lo podemos cambiar”, dijo Jürgen Klinsmann al finalizar el encuentro. El entrenador del Bayern fue el único del equipo en hacer declaraciones tras la derrota más abultada de esta temporada.

Entrevista a Jürgen Klinsmann:

Pregunta: ¿Qué tiene para decir sobre la derrota más abultada de su equipo en esta temporada?
Jürgen Klinsmann: “Obviamente no sentimos muy mal, de eso no caben dudas. Más aún cuando se jugó una muy buena primera parte y se reaccionó muy bien al 1-0”.

Pregunta: ¿Y qué pasó después?
Klinsmann: “En el segundo tiempo cometimos muchos errores, no supimos cuidar las espaldas, pero también hubieron muchos errores individuales. La forma en la que Wolfsburgo consiguió sus goles fue fatal. Eso también lo sabemos todos“.

Pregunta: ¿No significó también un revés para todo el comportamiento defensivo?
Klinsmann: “Por supuesto. Cada jugador va a ver hoy las imágenes televisivas para ver la cadena de errores que se dio en cada uno de los goles recibidos, para tener en consideración. Es decepcionante, pero lamentablemente ahora ya no lo podemos cambiar”.

Pregunta: El miércoles está el partido de Liga de Campeones antes el Barcelona. ¿Cómo va a preparar al equipo?
Klinsmann: “Hay que mirar hacia delante y cambiar el chip lo más rápido posible. Claro que vamos a hablar sobre los errores cometidos hoy, pero a partir de mañana vamos a poner la mira sólo en Barcelona. Somos todos profesionales y sobreponerse es parte del juego, incluso tras un golpe como este. Nos levantaremos otra vez y vamos a hacer un buen partido en Barcelona”.

Pregunta: ¿Cómo piensa que puede influir la derrota en la lucha por el título?
Klinsmann: “Ahora tenemos que aceptar la situación tal como es. Hoy podríamos haber dado un enorme paso hacia delante, como lo hizo el equipo del Wolfsburgo. No lo hicimos y ahora estamos a tres puntos del líder en la tabla de posiciones. Todavía quedan varios partidos por jugar, pero está claro que el ánimo no es nada bueno. Algo así, primero hay que digerirlo”.