presentada por
Menú
Por amistad con el Bayern

Heynckes trabajará mentalmente

En la tribuna se encontraban Jupp Heynckes y Hermann Gerland, o "mi viejo amigo Jupp" y "mi viejo amigo Hermann", como les presentó a los alrededor de 80 medios de comunicación, el director deportivo Uli Hoeness. "La temporada dura sólo cuatro semanas más. Por eso hemos intentado hacer todo lo que el club puede hacer ahora mismo", comentó Hoeness y enfatizó: "El pasado fue ayer. A partir de hoy hablamos del futuro".

Apenás 24 horas después de que la junta directiva del campeón alemán hiciera pública su decisión de dar por terminada la colaboración con Juergen Klinsmann, se presentaba oficialmente a su sucesor, Jupp Heynckes. "No entraba dentro de mis planes volver a trabajar con el FC Bayern", admitió Heynckes, que hasta ahora no se había visto en esta situación de entrenador-salvador, pero añadió que sentía una "cierta obligación" de volver al club, que dejó hace diecisiete años y medio. "Es por la amistad que me une al club y a Uli".

Sms de Rummenigge

La espectacular vuelta empezó a gestarse el pasado fin de semana. Como ya estaba acordado hace tiempo, Heynckes estaba invitado por Hoeness en Múnich y asistió al encuentro contra el Schalke 04 en la Allianz Arena. "Con el pitido final, me di cuenta de que mi amigo Uli estaba como en otro sitio. Y así era", comentó el entrenador de 63 años. Pero su incorporación al club, no había sido hasta ese momento, un tema que se hubiese tratado.

Cuando Heynckes el domingo por la tarde después del vuelo, volvió a encender su móvil, "tenía un sms de Karl-Heinz Rummenigge pidiéndome que le llamase". En esa conversación le ofreció ser el sustituto de Klinsmann hasta el final de temporada. Tras consultarlo con su mujer, finalmente Heynckes dio el sí a la junta directiva del FC Bayern. "El Bayern de Múnich es para mí algo muy especial".

Heynckes no habla del título

Su objetivo para los próximos cinco encuentros es claro: "la clasificación directa para la Champions League. Un club como el FC Bayern tiene que estar en la Champions". Con tres puntos de desventaja con respecto al líder, el VfL Wolfsburg, no quiso profundizar en las posibilidades de ganar la Bundesliga. "En estos momentos hay cinco equipos con posibilidades de proclamarse campeones, pero el Wolfsburg es el que mejor lo tiene. A nosotros nos tienen que acompañar los resultados".

Su tarea más urgente con los jugadores, la ve Heynckes más en el aspecto mental que en el táctico. "Como el equipo se ha presentado ultimamente, no es el verdadero FC Bayern. El sábado contra el Schalke tenía la sensación, de que el equipo estaba apático y paralizado. Hay un bloqueo mental. Es mi tarea, liberar a los jugadores de esa cadena y que vuelvan a disfrutar jugando al fútbol". Heynckes habló de fútbol con "alegría y emoción".

Totalmente implicado

Entre otras cosas con "conversaciones individuales", lo quiere conseguir el nuevo entrenador. "El equipo se ha presentado esta temporada de otra manera. Quiero convencer a los jugadores de que son mucho mejores, de como han jugado últimamente". A pesar, o tal vez precisamente por llevar dos años sin entrenar, se ve perfectamente capacitado para esta labor. "Tengo mucha experiencia como entrenador". Gladbach, Bayern, Bilbao, Real Madrid y Schalke han sido alguno de los equipos que ha entrenado.

Heynckes se verá apoyado en su trabajo por el co-entrenador Gerland. "Seré su asistente. Él es el jefe y me dirá lo que tengo que hacer. Estoy contento con el trabajo que me espera, en el que me voy a implicar totalmente", dijo el hasta ahora entrenador del equipo filial, en el que entre otros ha entrenado a Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger. Gerland encara su nueva tarea lleno de orgullo y seguro de que "Jupp y yo nos complementamos perfectamente".