presentada por
Menú
“Lucharemos como nunca”

La liga entra en la recta final

6 partidos, 3 puntos de diferencia con el líder, un único objetivo: defender el titulo de la Bundesliga en lo que queda del campeonato. “El entrenador nos dejó muy claro lo que está en juego, Wolfsburg tiene que sentir nuestro aliento en su nuca” contó Luca Toni a dos días del partido clave, en casa, contra el Schalke, refiriéndose a la persecución por el primer lugar de la tabla.

Martín Demichelis también le declaró la guerra al equipo de Wolfsburg usando palabras de grueso calibre: “Vamos a luchar como hasta ahora no se ha visto en la historia del Bayern, lo vamos a dar todo, no renunciaremos” dijo el defensor central recalcando el objetivo principal del club de Munich, para el que el segundo lugar no es suficiente. Al respecto Toni agregó “Existe una enorme diferencia entre salir segundo o terminar primero; si ganamos la Bundesliga vamos a recordar este año, de lo contrario no”.

Con ayuda de la afición

Tras dos victorias en serie de local, el Bayern puede dar este fin de semana un paso gigantesco en dirección a su meta durante esta fin de temporada. El calendario, a juicio de Luca Toni, le ofrece una ventaja importante al Bayern, primero contra el Schalke y una semana después ante el Moenchengladbach, en casa. En el Allianz Arena el Bayern puede contar de manera especial con el apoyo de las barras: “Necesitamos a la afición, uno siente a los 70.000 espectadores y mi deseo es que nos respaldan hasta el último minuto” expresó Demichelis.

“Con la actitud adecuada queremos ganarnos ese respaldo desde el pitazo inicial; contra Schalke no la tendremos fácil, pero todos unidos podremos vencerlos” explicó el argentino. En los últimos tres enfrentamientos las cosas han funcionado bien: el Bayern obtuvo sendas victorias con un balance de 10 goles a favor y sólo uno en contra.

“Cada partido una final”

El sábado el Bayern quiere edificar sobre su exitosa serie de los últimos partidos; “En esta temporada ya hemos regalado demasiados puntos, ahora llegó el momento de no cometer más errores, cada partido es una final” concluyó Martín Demichelis. Las palabras del entrenador parecen estar dando fruto.