presentada por
Menú
¡A cumplir con la tarea!

Rummenigge exige una victoria

La primera vez que Juergen Klinsmann tomó una medida similar –mover el último entrenamiento de la semana de las 16:00 a las 12:00 h- fue previo al partido en casa contra el Francfort; “De esta forma pudimos hablar mucho más con los jugadores en el hotel y atenderlos de mejor manera” reveló el entrenador, que en aquella ocasión ganó claramente por marcador de 4-0, para luego encadenar con la victoria 1-0 en Bielefeld.

También para el decisivo cotejo contra el Schalke este sábado Klinsmann reunió a su equipo al mediodía. De todas formas un intensivo dialogo con los jugadores no es necesario en estos momentos pues como explicó el entrenador, “Todos sabemos lo que esta sucediendo, estamos en la recta final del campeonato, en sus últimas cuatro semanas, y tenemos que obetener el mayor número de puntos posibles”.

Con tres puntos de desventaja frente al líder de la Bundesliga, el Wolfsburg (que el domingo visita al Cottbus), el Bayern enfrenta la fecha 29 del campeonato, igualado en puntos con el Hamburgo (juega en Dortmund), y su consigna es clara: “Con la situación que se aprecia en el tablero es claro que sólo cuenta una victoria” fue el mensaje del directivo del club Karl-Heinz Rummenigge. “Por ello vamos a hacer todo lo que este a nuestro alcance, incluso más”, prometió el capitán Mark van Bommel.

Derrotando al Schalke, el Bayern, por lo menos hasta el domingo, igualará en puntos al Wolfsburg. “Tenemos que aumentar la presión sobre ellos” dijo Klinsmann, quien de todas formas no quiere observar con demasiada atención a los adversarios, “tenemos que concentrarnos en los que pasa en nuestro partido, superarlos todos uno después del otro. Lo que suceda en otros estadios será entonces menos relevante”.

Bayern bien preparado

El duelo con el -nuevamente potente- Schalke, exigirá del Bayern máxima concentración y esfuerzo. “Estamos entusiasmados y queremos lograr el respaldo de nuestro público desde el pitazo inicial” dijo Klinsmann, quien cuenta con casi toda la nomina de jugadores, con excepción de Miroslav Klose y Breno; “esta semana entrenamos muy bien y estamos preparados de lo mejor para esta etapa de cierre del campeonato”.

El equipo debe enfrentar a su rival, según describió Klinsmann, “con la actitud y la agresividad adecuadas”. Rummenigge, por su parte, declaró al magazin del Bayern que „en las últimas semanas no sólo hemos ganado, también hemos mostrado un gran espíritu de lucha y muchas ganas de decidir los partidos a nuestro favor; eso es exactamente lo que se debe esperar del equipo en esta recta final”.

Exitoso trio en el banco del Schalke

El Bayern enfrenta con mucha confianza su compromiso, pero el schalke, que aún tiene la oportunidad de alcanzar un puesto en los torneos internacionales de la próxima temporada, también va por lo suyo, y al frente de ese objetrivo se encuentra un trio de entrenadores (Büskens-Mulder-Reck) que desde que asumió la conducción del equipo ha logrado 3 triunfos con un balance de 8 goles a favor y 0 en contra.

“Por supuesto que queremos ponerle la zancadilla al Bayern en su carrera por el titulo. Vamos a Múnich con tres victorias en el bolsillo que nos llenan de confianza” declaró Mike Büskens, uno de los tres entrenadores en el banco del Schalke.