presentada por
Menú
Optimismo tras la victoria

Aunque quedan 'cosas que mejorar'

“¡Cinco partidos, cinco victorias! ¡Bayern, campeón alemán!” En blanco y rojo se podía leer el deseo de los hinchas en la curva sur del Allianz Arena. Ganar el campeonato sería un premio adicional para el Bayern en esta temporada. “Nuestra meta es conseguir el segundo puesto”, destacó Philipp Lahm después de haber logrado una de las cinco victorias pendientes en la fase final de la temporada. El 2-1 (PT 2-1) ante Borussia Moenchengladbach fue la primera (y una muy importante) victoria para la dupla de entrenadores interinos Jupp Heynckes/Hermann Gerland. Uli Hoeness dijo: “Estamos en una fase de la temporada en la que sólo se trata de una cosa: sumar puntos, da igual cómo, y eso ha salido bien hoy”.

Los del Bayern no sólo estaban conformes con los 3 puntos, sino también con la presentación que tuvieron ante el Gladbach (equipo que lucha por no descender). “Creo que hoy se ha podido ver que todos nos disfrutamos en el campo de juego”, opinó Lahm, “todos estábamos muy atentos y dimos todo desde el comienzo, todos nos movimos, todos queríamos el balón”.

También Heynckes se alegró sobre el “gran despliegue y potencial de juego” de su equipo, “especialmente en los primeros 25, 30 minutos”. Convertir contra un rival que nos complicó mucho con un juego muy defensivo “ha sido un logro“, elogió el nuevo entrenador del Bayern.

Los goles de Bastian Schweinsteiger (33’) y Hamit Altintop (42’) fueron la merecida recompensa para el planteo paciente y comprometido del Bayern, que tampoco se desesperó con el empate parcial logrado por Filip Daems (38’, penalti). “El equipo ha jugado más tranquilo y no ha intentado definir el partido en los primeros 20 minutos”, opinó Franz Beckenbauer, “el partido dura 90 minutos, no 20”.

Pero el entrenador Heynckes no dejó de señalar las falencias en las que deberán trabajar en las semanas restantes. “El partido ha demostrado que tenemos que mejorar en algunos aspectos”, dijo, teniendo más que nada en cuenta los segundos 45 minutos. “En lo táctico” y en el “entendimiento en la cancha”, ve que hay cosas por mejorar, para darle al juego de su equipo “más confianza”.

Cosas por mejorar

Que el partido ante el Gladbach haya sido emocionante hasta el final se debió en gran parte a que el equipo bávaro desaprovechó una gran cantidad de ocasiones de gol tras la pausa. “Ahí se tiene que hacer el 3-1”, opinó Heynckes, “después se puede jugar el partido muy tranquilo hasta el final y hasta tal vez lograr un cuarto gol. Nosotros lo hemos desaprovechado y terminamos bajo presión”.

En la próxima semana, Heynckes ocupará el tiempo “no sólo analizando las falencias de nuestro juego, sino que las iremos corrigiendo en el entrenamiento”, para conseguir los próximos tres puntos en el partido de visitante en Cottbus el próximo sábado. Hoeness confía en que lo lograrán: “Tenemos la sensación de que, con Jupp Heynckes y Hermann Gerland, el equipo está en buenas manos”.

'Casi todo es posible'

El manager del Bayern es optimista para el último tramo del campeonato alemán. “Creo que aún no hay nada decidido en la lucha por el título. Pienso que se extenderá hasta la última fecha”, opinó. Ocupar el segundo lugar es la meta del Bayern. Pero también Hoeness tiene un sueño: “Casi todo es posible”.