presentada por
Menú
2 partidos más

El Bayern lanzado a un final de infarto

Wolfsburg 63 puntos, Bayern 63 puntos, Hertha 62 – la lucha por el título más emocionante de la historia de la Bundesliga, se encamina hacia un final de infarto. En la penúltima jornada el FC Bayern se impuso por 3:0 (0:0) al Bayer Leverkusen, pero el Wolfsburg mantuvo su ventaja en la diferencia de goles – tiene dos a favor – al lograr la victoria en Dortmund con el mismo resultado que los bávaros. Un punto por detrás sigue al acecho el Hertha BSC Berlín, que se impuso por 1:2 en su visita a Colonia. "No ha cambiado nada", constató Uli Hoeness. Jupp Heynckes dejó claro: "Nadie se puede dar un respiro. El que pierda un partido, puede que termine jugando el año que viene la Copa de la UEFA".

Por eso el título sigue siendo en el FC Bayern una palabra tabú. "Como sea, la Champions", volvió a dejar claro el objetivo Hoeness. Heynckes tampoco quiere pensar de momento en la celebración del título. "Todas las cuentas y especulaciones son tonterías", opinó el entrenador provisional bávaro, tras su tercera victoria en tres partidos. "Como hasta ahora, tenemos que concentrarnos sólo en el próximo encuentro". Y puntuar como contra el Leverkusen.

Confusión en la primera parte

En ese partido se jugó bien en la segunda parte. Pero en los primeros 45 minutos no les salió casi nada a los jugadores bávaros. Por una parte por el contrario (Hoeness: "El Leverkusen ha jugado bien") y por otra por el propio Bayern. "Estábamos nerviosos – lo que es normal porque la presión va aumentando", explicó el director deportivo. Además la baja poco antes del encuentro de Altintop creo algo de "confusión", según Heynckes, al tener Lucio que jugar en la posición de defensa derecho, poco habitual para él.

Heynckes se alegró de "irnos al descanso con un 0:0". La pausa la aprovechó el entrenador para aclarar un par de ideas a sus jugadores: el desorden en el juego defensivo, la gran distancia con los contrarios, la poca precisión en la creación de juego. Y sobre todo que "tenemos que seguir sin encajar un gol. Tengo claro que si estamos bien en defensa, si jugamos con orden y disciplina, delante siempre sale algo. Ahí tenemos magníficos jugadores, que pueden decidir un partido".

Muchas ocasiones

Y así fue. Luca Toni (min.47), Franck Ribéry (59) y un excelente Lukas Podolski (71), con sus goles le dieron a su equipo una clara victoria. En la segunda parte el equipo no sólo ha hecho tres goles muy buenos, sino que ha jugago muy bien. No sólo hemos controlado el partido, sino que lo hemos dirigido", alabó Heynckes a sus jugadores.

Sólo una crítica tenía el entrenador tras el pitido final: las númerosas oportunidades desaprovechadas. "Es una pena, que el equipo no entienda todavía, que hay que hacer más goles, cuando se tienen tantas oportunidades". También Hoeness criticó las numerosas ocasiones desperdiciadas. "Si hubiéramos quedado 6:0 u 8:0, no se habría quejado nadie".

El Bayern lanzado

Pero el equipo no pudo hacer más de tres goles – lo que es de destacar porque al final en la lucha por el título podría echar de menos esos goles. "Si se pierde el campeonato por la diferencia de goles, me enfadaría muchísimo. Sería horrible, porque sería por nuestra culpa", dijo Hoeness a la vista de las numerosas ocasiones que no se aprovecharon, tanto en el partido contra el Leverkusen, como tres días antes en Cottbus.

Pero el 23 de mayo, a las 17:15, cuando se pite el final del campeonato, lo primero que cuentan son los puntos. "No creo que el campeonato se decida por la diferencia de goles, sino por los puntos", opinaba el director deportivo del Bayern de Múnich. Y en juego quedan todavía 6 puntos y 6 puntos quiere conseguir el Bayern. "Como hemos jugado en la segunda parte, podemos ganar nuestros partidos", asegura Heynckes. Pues "los jugadores vuelven a disfrutar el fútbol. El FC Bayern va lanzado".