presentada por
Menú
'Todos son importantes'

El espíritu de equipo de Heynckes

Hace 24 años fue la última vez que Hermann Gerland corrió por el terreno de juego como jugador. Pero de sus facultades parece que "el tigre" no ha perdido nada. En el partido contra el Mönchengladbach el asistente de Jupp Heynckes sprintó como en los viejos tiempos hasta el otro lado del campo, para llevarle agua a Philipp Lahm y hace poco corrió durante un entrenamiento a los vestuarios para recoger los impermeables. No hay duda: Gerland está totalmente volcado al servicio del equipo y eso es un ejemplo para todos.

Todos está conjurados para lograr el objetivo mínimo de quedar por lo menos en segundo lugar e incluso para hacer realidad el sueño del título. "Jupp Heynckes le da mucha importancia, a que haya una buena relación entre los miembros del equipo", explicó Lucio, "para él es más importante el equipo, que las individualidades".

Los suplentes tan importantes como Ribéry

El espíritu de equipo incluye también a los suplentes, como enfatiza Heynckes. "Todos los jugadores son importantes, no sólo los once que juegan", dijo el entrenador. Antes del partido contra el Leverkusen tuvo numerosas conversaciones cara a cara con los "supuestos suplentes". Es esencial, que tengan la sensación, de que son tan importantes como Franck Ribéry".

Y los jugadores responden ante esta muestra de confianza, como Daniel van Buyten mostró contra el Leverkusen. El defensa central entró en el once inicial, cosa que hizo por última vez hace nueve semanas, poco antes de que empezase el partido y tuvo mucho que ver con que por primera vez desde hace tres partidos, el equipo no encajase ningún gol. "Sé por experiencia, que el banquillo en la última fase de la temporada puede ser muy importante", dijo Heynckes.

Una unidad compacta sobre el cesped

El que Lucio poco antes del partido se declarase dispuesto a jugar como defensa derecho, una posición poco habitual para él (Lucio: "Si lo necesita el equipo, no hay problema"), es otro indicio del espíritu de equipo. "Tenemos un buen equipo, armónico y cada vez más homogéneo", constató satisfecho Heynckes.

Uno para todos y todos para uno – con este lema se presenta el equipo. "Jupp Heynckes nos pide, que juguemos como equipo, que defendamos juntos y que juntos ataquemos", contó Lucio. En la pizarra y en los entrenamientos el entrenador muestra a los jugadores, como en los partidos tienen que actuar como una unidad compacta.

Disciplina y diversión

"Hemos hecho mucho en el aspecto táctico", dijo Bastian Schweinsteiger, que ve la influencia del entrenador: disciplina, diversión, pero también paciencia sobre el terreno de juego. "En un partido tan importante como contra el Leverkusen no tienes porque salir corriendo para adelante", opinó Schweinsteiger, "primero es importante, no encajar un gol. Antes también marcábamos el 1:0 o el 2:0 en el minuto 70 – y ya estaba".

El jugador de la selección está convencido de que las medidas de Heynckes para hacer un equipo también llegan al aspecto táctico. "Parece que va saliendo bien", opinó, y miró hacia adelante confiado: "tenemos ahora mucha confianza en nosotros mismos para los dos últimos partidos de la temporada". Y se enfatiza el "nosotros".