presentada por
Menú
Delantero ambicioso

Gomez planea 'grandes cosas' con el Bayern

Relativamente hecho polvo se sentía Mario Gómez al llegar a Shangai, pero tras aclarar su futuro, al delantero de la selección se le notaba con ganas de hacer cosas. "Espero hacer grandes cosas con el Bayern de Múnich", anunció el goleador el miércoles durante su primera coferencia de prensa tras dar el "sí" a su traspaso del VfB Stuttgart al FC Bayern.

"Soy un deportista, que quiere tener éxito y ganar títulos. Quería tener la oportunidad de ganar algo también a nivel internacional", explicó el ambicioso delantero en el hotel Ritz-Carlton y añadió: "y el Bayern me quería a toda costa".

Sequía goleadorea con la selección

Liberado del peso de la difícil decisión, el jugador de 23 años y nueva incorporación del Bayern, quiere ya el mismo viernes, contra China, volver a hacer goles con la selección. Tras 733 minutos sin goles, podría ser que el que fuera durante mucho tiempo su compañero en la delantera del Stuttgart, Cacau, en su debú en la selección, sea el que pueda ayudarle a lograrlo. "La Federación se ha preocupado mucho por mí, para que vuelva hacer goles", bromeó Gómez sobre la convocatoria del jugador originario de Brasil.

Los 14 meses de sequía desde los dos goles que hizo contra Suiza el 26 de marzo de 2008, molestan y mucho al goleador hispano-alemán. Y también por eso ha acelerado su cambio de la ciudad del Neckar a la del Isar. . "Desde luego no es una desventaja que ya esté decidido", señaló Gómez con vistas a los partidos contra China y en Dubai contra los Emiratos Árabes Unidos. El seleccionador Joachim Löw espera terminar con la mala racha. "Mario lucha por hacer un gol. Pero con su talento lo conseguirá pronto. Seguimos confiando en él".

Sin ganas de ir al extranjero

En el Bayern de Múnich no teme ni a Luca Toni o a Miroslav Klose, ni al nuevo jugador del equipo Ivica Olic (Hamburgo). Más bien Gómez busca la competencia con los mejores. "Quiero demostrar de lo que soy capaz, también en los entrenamientos", anunció seguro de sí mismo. El delantero confía en que la directiva del Bayern refuerce todavía más el equipo. "El equipo tiene una buena plantilla, se pueden conseguir muchas cosas".

El aún jugador del Stuttgart espera que no se deje marchar a jugadores tan importantes como Franck Ribéry o Philipp Lahm. Él mismo no tenía en estos momentos ninguna gana de irse al extranjero, a pesar de tener muchas ofertas. "Dependía de mí, si aceptaba las ofertas de Italia, de Inglaterra o del Bayern o me quedaba en Stuttgart", informó Gómez.

Interés constante

El sábado tras su último partido con el Stuttgart, precisamente en Múnich, junto a su representante Uli Ferber, estuvo estudiando las ofertas. En poco tiempo se decantó por el rival del Stuttgart. Un aspecto importante había sido la insistencia de Uli Hoeness y compañía. "El interés del Bayern ha sido constante y no fue a menos tras mi bajo rendimiento en la Eurocopa", explicó el delantero. Ya en el verano de 2008 se puso de acuerdo con el Bayern, pero el Stuttgart bloqueó el acuerdo.

Tiene claro que los aficionados del Stuttgart estarán enfadados con él, al cambiar precisamente a Múnich, al gran rival del Stuttgart. Pero tras "seis años muy bonitos", durante los cuales, "hasta el último día ha dado todo por el Stuttgart", el goleador quiere "dar un paso hacia delante". El FC Bayern es un "club sensacional", dijo Gómez. Tras el regreso de la gira por Asia, se concretarán los detalles del contrato. Pero antes Mario Gómez quiere ocuparse de otro asunto: "quiero por fin marcar con la selección".