presentada por
Menú
Estreno

Heynckes, alegre de recibir al Gladbach

Emocionado sí, pero con nada de miedo escénico. Jupp Heynckes regresa este sábado a la Bundesliga en el Allianz Arena, al comando del Bayern Munich, 822 días después de su último partido como entrenador del Borussia Moenchengladbach, el club de su corazón al que le entregó 22 años de su carrera profesional como jugador y director técnico.

“Por supuesto que este partido no es para mí uno de tantos, mi simpatía está todavía del lado del Borussia, yo también tengo emociones, pero no pudo tener contemplaciones” dijo Heynckes este viernes al terminar el entrenamiento de cierre previo al compromiso contra el equipo de su ciudad, y explicó que el objetivo mínimo del Bayern en esta temporada sigue siendo obtener la clasificación directa a la Champions League.

Antes de su primer juego con el Bayern después de 18 años en los que recorrió el mundo (“En el fútbol ya he hecho infinidad de cosas”) Heynckes habló de una “pequeña cumbre en su carrera deportiva que Dios sabe que no tenía en mis planes y en la que se puede ver que la vida hace con uno lo que quiere sin que uno la pueda controlar”. De todas formas sostuvo estar contento de regresar banco y reveló que está “muy tranquilo”.

El entrenador de 63 años quiere poner de nuevo al Bayern en el sendero del triunfo devolviéndole “la diversión y la alegría de jugar fútbol; no es tan fácil como sólo halar una palanca, pero después de lo que vi esta semana estoy seguro que lo lograremos, el equipo tiene un enorme potencial”.

Más despiertos que antes

“Él sabe como tratar a los jugadores, especialmente en una situación tan difícil como la actual, algo ya cambió, cada uno de nosotros está ahora más despierto que antes” contó Philipp Lahm sobre los primero días de trabajo con Heynckes. “Todos queremos clasificar a la Champions League”.

Con gran disciplina, concentración e intensidad ha armonizado el nuevo entrenador al plantel antes del partido del sábado. “Uno duerme así como se acuesta” dijo Heynckes, traducido quiere decir “se juega así como se entrena”, y el entrenador espera que en la cancha se ponga en práctica lo que se hizo durante la semana.

Con Podolski

En su primer partido Heynckes debe prescindir de importantes jugadores: el lesionado Miroslav Klose (ver siguiente historia) y los suspendidos Tim Borowski y Franck Ribéry, sobre el cual dijo “es lamentable no poder contar con él pues en esta parte final del torneo es uno de esos futbolistas que pueden decidir las cosas”.

El entrenador campeón de la Champions League en 1998 pondrá a jugar a Lukas Podolski contra el Borussia al lado de Luca Toni. “Él tiene todo lo que se necesita para ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos” alabó Heynckes al futuro delantero del Colonia.