presentada por
Menú
Tras la operación de meniscos

Schweinsteiger quiere ser más determinante

El doctor Ulrich Boenisch tiene que esperar un poco más. Cuando la selección alemana parta el martes a la noche con destino a Asia, Bastian Schweinsteiger también estará a bordo. Ya son 65 los partidos que ha jugado el jugador del Bayern para el combinado germano, y en ese sentido es el más “experimentado” de los 17 que viajarán. El viernes ante China en Shanghai y, cuatro días más tarde, ante Emiratos Árabes Unidos en Dubai, serán sus partidos 66 y 67.

Recién después, el jugador de 24 años deberá pasar brevemente por el quirófano para resolver una pequeña molestia que arrastra en su rodilla izquierda. “No es gran cosa”, dijo “Schweini” al diario Bild. Pero al regresar de Asia, aterrizará casi sin escalas en Augsburgo, en la clínica Hessingpark, donde será operado por el especialista, Ulrico Boenisch.

Löw elogia a Schweinsteiger

“Bastian quería ser sí o sí parte de esta expedición. No representa ningún riesgo”, dijo este lunes el entrenador Joachim Löw. “Es una clara señal de lo importante que son los dos últimos partidos de la temporada para los jugadores convocados”. Es por eso, que debido a las distintas negativas a participar de este viaje, Schweinsteiger oficiará de capitán en ambos partidos.

En el Bayern, por ahora no tuvo ese honor. Pero, a pesar de ello, el jugador bávaro se ha convertido en los últimos tiempos en un pilar fundamental del equipo. Con cinco goles en Bundesliga, logró un nuevo récord personal, el de 12 asistencias, que lo ubica como el mejor del equipo en este rubro, compartiendo el primer puesto con nada menos que el francés Franck Ribéry.

'Una temporada correcta'

“Yo creo que hice una temporada correcta“, le dijo Schweinsteiger a fcbayern.de. Especialmente en los últimos partidos, en los que se ubicó en el centro del mediocampo, consiguió para el equipo “buenos resultados y me sentí muy cómodo. Es la posición en la que más cómodo me siento”, destacó Schweini. De ahí, su conclusión de que “le gustaron mucho los últimos tiempos”.

En las inferiores, Schweinsteiger jugaba más bien en una posición central. Pero desde que juega profesionalmente siempre se lo vio más por las bandas, tanto por la izquierda como por la derecha. Pero para futuro, Schweinsteiger, que a fines del año pasado prolongó su contrato hasta 2012, quiere jugar más por el centro. “Espero poder jugar en esa posición también el próximo año”. Eso es algo que debe decidir más bien el nuevo entrenador Louis van Gaal. Schweinsteiger señaló: “Estamos con todas las expectativas por su llegada”.