presentada por
Menú
Lucio vs Toni

Seleçao elimina al campeón del mundo

A partir de este momento la Copa Confederaciones en Sudáfrica es jugada sólo por un futbolista del Bayern: el defensor central Lucio, a través de una victoria de su selección, Brasil, sobre el campeón del mundo, Italia, envió a casa a su colega Luca Toni. La Seleçao ganó a la Squadra Azzura por 3-0 el domingo y con ello consiguió pasar a la semifinal donde enfrentará al anfitrión Sudáfrica el próximo jueves.

Ante 42.000 asistentes al estadio Loftus Versfeld de Pretoria, Luis Fabiano, del FC Sevilla, fue el encargado de iniciar la derrota italiana con dos goles en apenas cinco minutos (37 y 42) a los que se agregó el autogol del lateral izquierdo Andrea Dossena (minuto 45) que coronó una pobre presentación del equipo del entrenador campeón del mundo Marcello Lippi.

Autocrítica de Toni

El delantero del Bayern, Luca Toni, recibió la oportunidad de estar en la cancha desde el principio del partido por encima de Giuseppe Rossi, después de dos ocasiones –contra Estados Unidos y Egipto- en los que arrancó en la banca, pero transcurridos 57 minutos tuvo que cederle el puesto a Alberto Gilardino. “Nos eliminaron porque no estábamos bien físicamente, la Copa Confederaciones debe ser una lección, no somos más la Italia del Mundial, tenemos que trabajar mucho para alcanzar otra vez ese nivel” dijo un Toni en la autocrítica.

El capitán del Brasil, Lucio, se mostró en cambio en gran forma en la defensa del penta campeón y en los cobros de tiro libre participó generando peligro en varias ocasiones.