presentada por
Menú
Otra pausa para Ribéry

El perfeccionismo de Van Gaal gusta

Después del domingo libre empezó una nueva semana de entrenamientos en el Bayern trayendo una buena noticia: Franck Ribéry volvió a campo de prácticas, la sinuvitis en la rodilla izquierda que le impidió participar en los dos primeros partidos de preparación en Salzburgo y Waging, está curada, o por lo menos así parecía. Luego de una hora de entrenamiento el francés paró este lunes al mediodía, se tomo la rodilla y se entregó al cuidado del departamento médico.

El primer examen dio como resultado que la lesión de Ribéry volvió a aparecer, el volante de 26 años será tratado nuevamente con el propósito de ponerlo en forma lo más pronto posible para que pueda jugar. Cuándo sucederá esto es aún incierto.

Lell en forma

Un mejor resultado tuvo el regreso a las canchas de Christian Lell, el lateral derecho pudo superar su infección en la uña del dedo gordo del pie derecho y entrenó el lunes en la mañana con el resto del grupo en la que sería una sesión intensiva en la que Louis van Gaal perfeccionó la entrega de balón repitiendo una y otra vez los ejercicios para luego en la realidad implementarlos en partidos de seis contra seis.

Esos partidos fueron interrumpidos frecuentemente por el entrenador del Bayern para entregar instrucciones. “El equipo necesita que él haga eso para entender lo que quiere” explicó Hamit Altintop; acabada cada sesión Van Gaal conversó con el grupo sobre lo que se hizo: “él aclara entonces lo hecho, cómo se entrenó y por qué, y entonces las cosas tienen sentido. El entrenador es un perfeccionista y eso me gusta” agregó Altintop.

Marcha bien

Pero es evidente que no sólo al medio campista turco le gusta el detallado trabajo del holandés: “motivación, deseos de trabajar y diversión” están siempre a la mano y por eso, después de dos semanas de haberse iniciado los entrenamientos opina que “me parece que las cosas marchan de verdad muy bien”.