presentada por
Menú
¿Primera victoria con Robben?

Ante Wolfsburgo, con todos los recursos

En el entrenamiento todo lució muy esperanzador. A pocas horas de firmar el contrato con el Bayern, Arjen Robben practicó pases con Franck Ribéry. Este sábado podría ser la primera vez que ambos talentos jueguen juntos en un partido oficial para el Bayern y demuestren lo que pueden. El club muniqués recibe en el Allianz Arena al último campeón alemán, el Wolfsburgo.

“En teoría puede jugar. Ahora depende solamente de la decisión que tome Louis van Gaal”, informó Karl-Heinz Rummenigge en entrevista con FCB.tv, dejando en claro que Robben tiene todos los papeles en orden. Van Gaal no definió todavía si hará jugar a su compatriota. “Creo que es posible. Está en buena condición física y ya ha jugado en Madrid. Pero todavía tengo que hablar con él.” Además, el entrenador dijo que tras sólo una unidad de entrenamiento, es muy difícil que funcione bien el juego en equipo.

Lo que el entrenador sí tiene definido es que este sábado, Franck Ribéry no jugará desde el comienzo. “Está en condiciones de jugar 20, 30 minutos o más”, explicó Van Gaal. El francés ha podido completar “muy bien” su entrenamiento después de los problemas en los aductores, pero ante el Wolfsburgo sólo aportaría lo suyo como recambio.

Nuevas posibilidades tácticas

No sólo no se sabe si este sábado Ribéry y Robben jugarán juntos por primera vez, también está por verse el sistema con el que se presentará el Bayern. “Arjen le da al entrenador variantes tácticas, que quizás antes no eran posibles”, dijo Rummenige. La última vez, en el encuentro amistoso en Berlín, el Bayern jugó con el sistema 4-3-3, la formación preferida de Van Gaal, en la que Ribéry y Robben podrían formar una peligrosa dupla. Pero a un día del encuentro ante el Wofsburgo, Van Gaal no quiso definir el sistema. “Creo que eso hay que pensarlo. Y para eso preciso tiempo”.

El director deportivo Christian Nerlinger, exigió del equipo “una reacción” después de la derrota la semana pasada por 1-2 en Mainz. “Deben presentarse de otra manera, jugar convincentemente y hacerse con los tres puntos. Entonces estaremos nuevamente en el camino correcto”. Hoeness también cuenta con los 69.000 espectadores que estarán en el Allianz Arena: “Espero poder ver un equipo diferente teniendo al público de nuestro lado”.

Sin pensar en el 1-5

El manager del Bayern espera „un partido muy complicado“, parecido al de hace unos cinco meses atrás, cuando el Bayern fue derrotado por 1-5 en Wolfsburg. Pero eso es parte del “pasado”, como enfatizó Van Gaal. “La última temporada no cuenta. Nuevos jugadores, nuevo entrenador, hoy todo es diferente”. El entrenador del Bayern también sabe que su equipo enfrentará este sábado nuevamente “a un muy buen equipo con muchas individualidades que pueden definir el encuentro”.

Todas las fuerzas son necesarias

El Wofsburgo deposita sus esperanzas, como en la temporada pasada, sobretodo en su trío ofensivo Grafite-Dzeko-Misimovic. “El Bayern tiene un equipo muy bueno, pero nosotros también”, opinó Armin Veh, nuevo entrenador del Wolfsburgo, quien quiere hacerse con la tercera victoria en la cuarta fecha de la temporada. “Ante todo, siempre queremos ganar. Y por eso también queremos ganar este encuentro”. Hoeness advirtió: “Será un partido, que exigirá de todas las fuerzas para poder ganarlo”. Quizás sean Robben y Ribéry los que marquen la diferencia en la balanza.