presentada por
Menú
Misión cumplida

Con piernas pesadas, a la segunda ronda

La victoria por 3-1 ante el Neckarelz aseguró el pase a la segunda ronda de la Copa Alemana. Aunque en este primer partido de la temporada, los del Bayern se complicaron un poco al comienzo ante un equipo de la sexta categoría germana, pudieron remontarlo. Al finalizar el encuentro en el estadio Rhein-Neckar-Arena, el entrenador Louis van Gaal defendió a sus jugadores, aunque dejó claro que hay cosas para mejorar. “Este fue nuestro décimo partido en cuatro semanas y media. Fue demasiado”.

Los últimos días fueron especialmente muy agitados. El miércoles y el jueves, el Bayern jugó contra el Milan y el Manchester United. No pasaron ni tres días y debieron disputar el primer encuentro oficial por la Copa Alemana. “Es difícil poder mentalizarse en dos días. Tres partidos en cuatro días es algo irresponsable”, dijo van Gaal por lo que decidió no ser tan duro con su equipo. “El rival nos lo puso muy difícil. Pienso que no hemos jugado mal”.

Para los chicos del Neckarelz este encuentro, en el estadio del Hoffenheim ante 30.000 espectadores, fue el partido de sus vidas. Con mucha garra defendieron su terreno, cerraron los espacios y en muchas ocasiones tuvieron la suerte de su lado. Hasta el entretiempo, el marcador se mantuvo 0-0. En el segundo tiempo, los del Bayern jugaron más concentrados. Mario Gómez (51' y 57') marcó el camino al equipo muniqués. Heiko Throm anotó para los rivales en el minuto 80, pero a los dos minutos, Hamit Altintop (82’) anotó uno más para el Bayern. El encuentro terminó 3-1.

Después del partido, nadie del Bayern quiso hacer demasiadas declaraciones. “No ha sido un muy buen comienzo”, aceptó Miroslav Klose. El entendimiento en la media cancha no fue bueno. El jugador del seleccionado, pudo superar una gripe justo a tiempo para poder participar del encuentro. Si él y Philipp Lahm no hubieran desaprovechado dos grandes oportunidades al comienzo del partido, el Bayern podría haber sacado un mejor resultado.

“No hemos hecho un buen partido, lo sabemos”, dijo también Gómez. “No dejamos correr el balón, nos movimos poco y no fuimos lo suficientemente rápidos”, dijo de forma crítica. “Así no se juega un buen fútbol, ni ante un equipo pequeño”. Tampoco quiso elogiar demasiado sus dos goles. “No es importante cómo me siento. Lo importante es que nos sintamos cada vez mejor como equipo”.

De todas formas, Gómez no está preocupado antes del comienzo de la Bundesliga. “Sabemos que podemos jugar mucho mejor, eso ya lo hemos demostrado. Por eso, no estoy intranquilo”. También Mark van Bommel sabe que el partido ante el Neckarelz no es un buen ejemplo del rendimiento del equipo. “Lo que habíamos hecho bien en los partidos anteriores, jugar rápido y hacer correr el balón, no lo hicimos ante el Neckarelz. Nos complicamos a nosotros mismos”.

Reivindicación el sábado

El capitán del equipo, Van Bommel, opinó sonriente que “no hay que preocuparse”. La semana próxima jugaremos en el mismo estadio, pero otro partido y a otra hora”. Será en el partido de apertura de la Bundesliga, donde el Bayern se medirá como visitante ante el Hoffenheim, y están decididos a no volver a cometer los mismos errores.