presentada por
Menú
'Muy decepcionante'

El Bayern sigue sin encontrar su juego

El sábado por la noche, los jugadores del Bayern abandonaron frustrados y cabizbajos el Bruchwegstadion de Mainz. Luego de la derrota por 2-1 (PT 2-0) ante los recién ascendidos, el equipo muniqués, pasada la tercera fecha, continúa esperando para poder saborear una victoria.

“No hay muchas vueltas que darle: tener después de tres partidos sólo dos puntos, no es una situación gratificante”, opinó Karl-Heinz Rummenigge muy decepcionado después del encuentro disputado ante 20.300 espectadores en el estadio de Mainz. El presidente de la junta directiva se refirió a “una situación peligrosa, que tomamos muy en serio y de la que debemos salir rápidamente”.

Rummenigge y sus colegas Uli Hoeness y Karl Hopfner estuvieron en los vestuarios del Bayern, donde el entrenador Louis van Gaal habló unos 20 minutos a sus jugadores “con palabras muy pertinentes”. Sobre todo se refirió al primer tiempo, en el que el equipo fue perdiendo el control del juego, permitiendo que el rival se pusiera al frente en el marcador con los goles de Andreas Ivanschitz (25’) y Aristide Bancé (37’).

“Es difícil encontrar una explicación para lo ocurrido en el primer tiempo, que fue tan decepcionante”, dijo Rummenigge. Van Gaal, por su lado, habló de un “mal comienzo” del partido. “No podemos empezar así. Ese fue nuestro error hoy”. En los cambios que realizó el holandés, haciendo ingresar a Hamit Altintop y a Danijel Pranjic, se pudo ver lo disconforme que estaba con el rendimiento de su equipo.

“Normalmente mantengo el once titular en el primer tiempo, pero esta vez reemplacé a dos jugadores y hubiera podido cambiar más”, dijo Van Gaal. También los jugadores se veían desconcertados después del encuentro. “Cuando no se tiene agresividad y se entra en la cancha con la mentalidad equivocada, se hace difícil aún en Mainz. Hemos jugado un primer tiempo catastrófico”, opinaba el capitán Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger agregaba: “no jugamos con la pasión que deberíamos tener jugando con la camiseta del Bayern”.

Autocrítica general

“Hoy nos han dado una lección”, dijo el delantero Mario Gómez, después de la primera derrota en esta temporada ante un equipo que puso mucha garra. “Hemos estado muy pasivos, nos movimos poco, no luchamos. Fuimos tan pasivos que no merecíamos ganar el partido“, opinó Gómez. “Por eso creo que nos merecemos haber perdido”.

Palabras de autocrítica del equipo muniqués, que si bien en el segundo tiempo “no mejoró demasiado” (Lahm), fue claramente más agresivo, estuvo más compenetrado en el juego y acortó la diferencia gracias a un gol en contra de Nikolce Noveski (47’). El guardameta Heinz Müller, se interpuso cada vez que el Bayern lograba acercarse para marcar el empate.

“Lo intentamos, lo intentamos, pero no hubo caso”, opinó Miroslav Klose, quien arrancó en una posición central en el sistema táctico 4-2-3-1 atrás de Gómez. Pero nadie responsabilizó de la derrota a esta estrategia. “Si comenzamos jugando como lo hicimos, da igual con qué sistema lo hagamos”, opinó Van Gaal. “El sistema da igual. Lo que debemos hacer es correr”, agregó Gómez.