presentada por
Menú
La paciencia de Van Gaal

'La puesta a punto sigue'

34 grados y ni una nube – el día más caluroso del año se notó en el FC Bayern. Incluso Van Gaal llegó a pensar en retrasar el entrenamiento del mediodía, pero al final se hizo como estaba planeado. "Hemos entrenado con la cabeza y no con las piernas", comentó más tarde el técnico. Concedió muchas pausas a los jugadores y "hemos bebido mucho. Fue difícil para los jugadores mantener la concentración. Pero lo han hecho bien".

Y normalmente en los entrenamientos de Van Gaal hay ya muchas pausas y trabajo de reflexión. Cuando el técnico ve algún error, o un pase fallido o una mala carrera, toca el silbato y reune a los jugadores a su alrededor. A menudo habla entonces con ellos dos o tres minutos, sobre como se podría haber hecho mejor. Pero también cuando las cosas salen bien, lo dice bien alto.

Rapidez en los pases

La filosofía de juego de Van Gaal está marcada por la rapidez en los pases. "Se puede ver cada día en el campo de entrenamiento". A menudo se ve a Philipp Lahm y al resto de jugadores, hacer el mismo ejercicio 15 o 20 minutos, seguidos en sus evoluciones por la atenta mirada del entrenador, que va haciendo comentarios en voz muy alta. "La coordinación es importante. Tenemos que adaptar la velocidad del pase al jugador que lo pide".

Nuevo entrenador y en total nueve nuevos jugadores en la plantilla – Van Gaal volvió a dejar claro que el equipo está pasando por un proceso. "La puesta a punto sigue, sobre todo por los muchos lesionados. Es una pena", dijo el técnico. Mark van Bommel, Martín Demichelis, Luca Toni y Franck Ribéry (ver la noticia sobre él) - cuatro jugadores fundamentales con los que no puede contar el holandés.

Muchos pases, pero sin rematador

Precisamente por la falta de Ribéry, que debe jugar un papel central en el juego del equipo, Van Gaal tiene que tratar de componer como puede el once inicial y la táctica. En la posición de Ribéry, por ejemplo, en tres partidos oficiales han jugado tres diferentes jugadores, Thomas Müller, Alexander Baumjohann y José Sosa. "Sigo buscando el estilo apropiado para el equipo", dijo el entrenador.

El principal problema en estos momentos, es aprovechar las oportunidades. "En los dos primeros partidos dimos 50 pases desde los extremos. Creo que ningún equipo dio tantos, pero sólo marcamos dos goles. Eso es muy poco", dijo el holandés. El equipo crea acciones de ataque, "pero el entendimiento en los últimos metros no es suficiente. Tenemos que mejorarlo". Además los delanteros no han estado delante de la portería lo necesario, "pero eso lo cambiaremos".

Pero a la vista de la difícil situación, Van Gaal no está descontento con la evolución de su equipo – sobre todo por lo que respecta a la defensa. "La oportunidades en nuestra área, se pueden contar con los dedos de una mano". Aunque hasta lograr jugar como él pretende queda "todavía mucho trabajo. Necesito tiempo y el equipo necesita tiempo".