presentada por
Menú
Mirando hacia adelante

'Nuestro juego mejorará mucho'

En la sesión de fotos de este lunes al mediodía, se vio que los del Bayern recuperaron la sonrisa. Dos días después de la amarga derrota por 2-1 ante el Mainz, en la que en el primer tiempo, según palabras de Mario Gómez, “recibieron una lección”, el entrenador y los jugadores del equipo muniqués posaron después del entrenamiento para el patrocinante Paulaner.

Las miradas de los jugadores, después de tres encuentros sin ganar y ocupando el puesto 14 en la tabla de la Bundesliga, no se dirigían sólo al teleobjetivo. “Miramos solamente hacia delante”, dijo Hamit Altintop, quien en el minuto 33 “del primer tiempo que fue catastrófico” debió abandonar el campo de juego. Para el próximo partido del sábado ante el campeón Wolfsburgo, Altintop anticipó que “es un partido muy importante para nosotros y queremos demostrarlo”.

Lahm pide paciencia

“El ambiente no es el mejor después de comenzar así la temporada, pero no podemos rendirnos ahora”, opinó el reemplazante de Altintop, Thomas Müller. El joven de 19 años fue el sábado, junto a Ivica Olic, uno de los mejores del Bayern. Un tiro que podría haber significado el empate fue atajado por el guardameta Heinz Müller.

“Sabíamos que podía ser un comienzo con contratiempos, y eso es lo que tenemos ahora”, dijo el jugador del seleccionado Philipp Lahm durante la sesión fotográfica y pidió paciencia, hasta que todos hayan podido interiorizar la filosofía del juego del entrenador Louis van Gaal. “Hay mucha táctica. Tiene ideas muy claras de cómo se debería jugar en cada posición. Es un cambio muy grande para todos porque en los últimos años no fue así”, explicó el capitán.

Ribéry se pone a punto

Mientras que el nuevo fichaje Olic siente que su equipo está aún en la fase de adaptación (“Estamos buscando nuestra mejor formación”), Lahm está seguro de que los aficionados podrán ver pronto a otro Bayern. “Verán que en las próximas semanas nuestro juego mejorará mucho“.

Franck Ribéry podría aportar lo suyo pronto. Durante un exigente entrenamiento en la mañana del lunes, el francés se mostró muy activo y en forma ante unos 2.000 espectadores que observaban los movimientos del equipo. Tras quedar fuera de la convocatoria el último fin de semana por baja condición física, el jugador de 26 años entrenó fuerte al igual que Luca Toni, quien volvió a tener contacto con el balón. Lo que aún está en duda, es cuándo participará nuevamente el italiano de los entrenamientos del equipo.