presentada por
Menú
Badstuber ante su debut en casa

'Siento un hormigueo, pero no nervios'

En el partido que le ganó hace once meses el Werder Bremen por 2:5 al FC Bayern, Holger Badstuber era todavía un espectador más, ahora el reciente nuevo jugador de la selección sub-21, celebrará precisamente contra ese mismo equipo, su debut en casa. "El año pasado fue un desastre. Este año queremos jugar mejor y ganar", dijo el jugador de 20 años ante el partido contra el actual campeón de Copa.

Con incredulidad vivió Badstuber el partido desde las gradas de la Allianz Arena. "Con el 0:5, pensé que no era posible", contó el jugador. El sábado el central de 1,89 metros, quiere ayudar a que esta vez el ganador sea el Bayern de Múnich. "Somos el mejor equipo y ganaremos", dijo convencido.

Desde el principio

Prácticamente como un don nadie llegó Badstuber el 1 de julio en la pretemporada, a su primer entrenamiento con ficha del primer equipo. "El año pasado estaba haciendo todavía el servicio social. Ahora soy profesional y pienso sólo en el fútbol". Pero desde el primer entrenamiento notó el aprecio de Louis van Gaal y su asistentes. Casi en todos los entrenamientos y partidos jugaba con el equipo titular.

También aprovechó la idea de Van Gaal, de que en su equipo el central izquierdo tenía que ser zurdo. Aunque en el primer partido oficial contra el Neckarelz jugó Martín Demichelis. "El entrenador me comunicó su decisión en una conversación cara a cara y lo acepté", dijo Badstuber. Tras la rotura de ligamentos del argentino durante un entrenamiento, una semana después en el primer partido de la Bundesliga contra el Hoffenheim, Badstuber jugó en el once inicial.

Gerland impulsor de Badstuber

Nervios no siente casi, ante su debut en casa. "Si siento un hormigueo, pero ya he jugado en la Allianz Arena durante la Copa Audi". Contra el Milán y el Manchester el joven defensa, que el martes hizo también su debut con la selección sub 21 en Kiev, jugó muy bien contra delanteros internacionales muy reconocidos y con sangre fría transformó el penalti que lanzó.

"Buen juego de cabeza, una buena velocidad y un buen pie izquierdo", así describe el propio jugador sus puntos fuertes. Mejorable, son su pie derecho "y el juego a mi espalda". Y para ello seguirá contando con la ayuda de Hermann Gerland. Badstuber, el primer central alemán en el FC Bayern desde la despedida de Thomas Linke (2005), señaló al asistente de Van Gaal como su "mayor impulsor". Bajo los ordenes de Gerland, Badstuber se consolidó la temporada pasada, como un jugador básico del filial del Bayern.

Alabanzas de Rensing

Ahora el jugador nacido en Memminger, quiere hacerse también imprescindible en el primer equipo. "Intento demostrar en el campo, que merezco jugar en el Bayern", comentó el defensa seguro de si mismo. Sus compañeros confían en él. "Es un buen jugador, que tiene todo para jugar en el FC Bayern", opinó Michael Rensing.

Para los participantes del juego de directores deportivos del periódico deportivo "kicker" es desde luego un valor seguro. Más de 80.000 usuarios le hicieron ser el jugador más comprado. "Está muy bien y me alegra", dijo el defensa, "ahora tengo que aprovechar mi oportunidad y demostrar de lo que soy capaz en cada partido, entonces tendré sus puntos". Y Badstuber su puesto en el once de Van Gaal.