presentada por
Menú
El plan del FC Bayern

Una Allianz Arena inexpugnable

Los partidos de casa del FC Bayern parecían la termporada pasada un sobre sorpresa: no se sabía lo que saldría de ellos. Había partidos que, tras ir claramente por detrás, se terminaban ganando – como el 4:2, frente al que terminaría proclamándose campeón, el Wolfsburgo, tras ir 0:2 – o ventajas claras que se terminaban desperdiciando, como el 3:3 contra el VfL Bochum, cuando poco antes del final, con 3:1 en el marcador, el Bayern parecía el seguro ganador.

Es cierto que hubo muchos más goles que en cualquier otro estadio de la Bundesliga, pero con el reparto de los 68 goles que se marcaron, no debieron estar muy contentos la mayoría de los espectadores que acudieron a la Allianz Arena. 45 los marcó el FC Bayern – sólo el Wolfsburgo (51) marcó más goles en casa – pero encajó 23. Esta cantidad sólo la superaron siete equipos. Incluso el Karlsruher SC, que terminó descendiendo, recibió menos goles en casa (22).

El que el Bayern “sólo” fuese subcampeón, tiene que ver en primer lugar con el flojo balance de los partidos en casa. 12 victorias, 2 empates y 3 derrotas, significan ocupar simplemente la quinta posición en la clasificación de partidos disputados en casa. Sólo fuera de casa jugó el Bayern a lo campeón y consiguió más puntos que cualquier otro equipo de la liga. Y eso que el Bayern, desde un punto de vista histórico es el equipo más fuerte en casa.

Defensa y creatividad

"Tenemos que jugar mejor en defensa", ha dicho el nuevo entrenador Louis van Gaal, dándose cuenta de donde tiene que trabajar especialmente el equipo. Y los primeros partidos en casa bajo la dirección del holandés han sido muy prometedores. Durante la Copa Audi, en los partidos, contra el Milán (4:1) y contra el Manchester United (7:6 tras los penaltis), sólo se encajó un gol y por contra el equipo gozó de muy buenas ocasiones de gol y logró marcar varios.

Van Gaal sabe que muchos equipos se encerrarán cuando acudan a la Allianz Arena. "Con el Barcelona, con el Ajax o con el Alkmaar, con todos los equipos, tuve este problema. Así que tenemos que tomar algunos acuerdos, que todos tienen que cumplir", pidió Van Gaal, sobre todo por lo que respecta a la disciplina táctica. A parte de eso, está "la creatividad. Quiero tener en el campo a cuatro jugadores creativos".

Al Bremen le va Fröttmaning

Desde luego la Allianz Arena tiene que volver a ser un estadio inexpugnable. "Tenemos que ganar, porque queremos estar arriba desde el principio. Y para eso hay que ganar los partidos de casa", pidió el directivo del club Uli Hoeness, ante el debut en casa esta temporada, el próximo sábado contra el campeón de Copa, el Werder Bremen. "Espero una victoria de nuestro equipo".

Pero el Werder Bremen no es precisamente un equipo que regale los puntos. En la temporada pasada, el Bayern sufrió una histórica derrota en casa (2:5) ante el equipo de Thomas Schaaf. De cuatro partidos en Fröttmaning, el Bremen sólo perdió uno. Y eso fue en el primer año, tras el traslado del Estadio Olímpico a la Allianz Arena. Después hubo dos empates y el ya comentado 2:5 de hace apenás once meses.

Pero un vistazo a otra estadística es más favorable al Bayern de Múnich. Sólo tres veces ha perdido el equipo bávaro el primer partido de la Bundesliga, la última vez hace once años. Y por contra, en 34 ocasiones logró la victoria y en 7 el empate.