presentada por
Menú
Soberano y dominante

Bayern sigue triunfando

Misión cumplida, la serie de victorias continúa y la confianza crece; el Bayern –tras su quinto triunfo consecutivo- está en el camino de un otoño dorado; con el éxito obtenido en la Copa Alemana al derrotar 5-0 al Rot-Weiß Oberhausen, y con ello ingresar a la ronda de octavos de final, el club de Munich puede ocuparse de las dos difíciles tareas que le esperan: el partido contra el Hamburgo en la Bundesliga y la visita del Juventus Turín en la Champions League.

“Fue importante lograr pasar a la siguiente ronda ganando de forma clara y dominante, ahora podemos concentrarnos en la Bundesliga” dijo el capitán sustituto Philipp Lahm al terminar el partido en el Allianz Arena que se jugó ante 40.000 espectadores. El rival de la segunda división logró estar a la altura del Bayern durante la primera media hora pero cuando llegó el autogol de Daniel Embers (minuto 32), generado por Lahm, las cosas tomaron el rumbo esperado.

“No es fácil cuando no se tiene una ventaja de 1-0; 2-0; ó 3-0; hay que estar constantemente concentrados y eso se nos dio esta vez. Duró un poco pero era sólo cuestión de tiempo marcar el primer gol, se necesita paciencia y nosotros actualmente la tenemos” dijo Lahm, quien viene reemplazando al capitán designado, el holandés Mark van Bommel, mientras se recupera de su lesión.

“Hasta el momento en el que se consiguió el primer gol tocó trabajar muy duro” declaró Mario Gómez, autor del segundo gol. Daniel van Buyten (minutos 67 y 86) y el ingresado Thomas Mueller (minuto 70) fueron los encargados de redondear el marcador en la segunda parte.

“Pasados los primeros 30 minutos notamos que algunos de ellos ya estaban cansados, entonces conseguimos construir nuestro juego y crear opciones que convertimos. Fue importante ganar y alcanzar la siguiente ronda, nosotros queremos ganar la Copa Alemana y para ello tenemos que darlo todo” dijo el defensor belga van Buyten, quien consiguió sus goles 3 y 4 en menos de dos semanas.

“Estoy muy contento, la segunda parte fue mejor que la primera, allí dejamos circular el balón. Ya lo había dicho al finalizar el partido contra el Núremberg, es muy difícil contra una defensa bien organizada, pero hoy lo hicimos mejor; estoy satisfecho con el resultado y también con la forma como se consiguió, me dejaron muy contento los jugadores que venían del banco, vi a muchos de ellos muy motivados y a muchos más que en lo táctico lo hicieron muy bien”, alabó el entrenador Luis van Gaal.

Uno de esos jugadores que llegaron del banco fue Luca Toni, el campeón mundial con Italia ingresó en el minuto 61 del partido en sustitución de Mario Gómez y celebró así su regreso a las canchas después de una pausa por lesión de 4 meses. “Con un pase fantástico” evaluó van Gaal la reaparición de Toni refiriéndose a la jugada del 4-0 anotado por Mueller; el italiano, sin embargo, no hizo parte de la lista de anotadores.