presentada por
Menú
'Un gran momento'

Butt, Badstuber y la 'vieja señora'

La noche del sábado, Vitali Klitschko defendió de manera soberana su título como campeón mundial de boxeo de peso pesado. Al ver a Jörg Butt el lunes, uno podía pensar que el rival o mejor dicho, la víctima de Klitschko había sido él. Su ojo derecho morado podría haber sido el resultado de un gancho izquierdo del “Dr. Puño de hierro”.

El ojo herido de Butt fue producto de un choque con Mario Gómez en el entrenamiento antes del encuentro ante el Hamburgo. “No es nada serio”, dijo Butt, quien tuvo que ser suturado con siete puntos. Hasta finalizar el partido en el Hamburger Arena obtuvo atención médica constante por parte de los especialistas del club y debió dormir en un ángulo de 45 grados para que no se le fuera más sangre a esa zona.

A pesar de esa desventaja, Butt pudo mantener el nivel en un gran partido, y salvó a su equipo en el minuto 31 con dos grandes paradas en la derrota. Pero el portero de 35 años no pudo evitar que Mladen Petric convirtiera el tanto decisivo en el segundo tiempo. “Estábamos bien colocados. El Hamburgo casi no tuvo ocasiones claras”, dijo Butt conforme con el desempeño de la defensa. “En la defensa hemos jugado muy bien”, opinó el entrenador Louis van Gaal en la entrevista con FCB.tv. En los últimos seis partidos oficiales, sólo recibieron tres goles en contra.

Próxima parada, Juventus

El miércoles les espera a Butt y compañía una verdadera prueba de fuego. El Bayern recibirá en el Allianz Arena, (entradas agotadas hace semanas) a la Juventus, por la segunda fecha de la primera vuelta de la Liga de Campeones. También en este caso será decisivo el trabajo de la defensa, enfatizó el portero del Bayern: “Cuando se enfrentan dos equipos de tanto nivel, cualquier pequeño error es castigado”.

Butt habla por su experiencia en 45 partidos de alto nivel, entre ellos la final de 2002 con el Bayer Leverkusen que perdiera ante el Real Madrid. Ya en dos ocasiones debió enfrentarse a la “Vecchia Signora” de Turín. Holger Badstuber, en cambio, debutará el miércoles en la Liga de Campeones, y será contra un equipo de gran nivel. “Es naturalmente un gran momento para mí”, dijo el joven de 20 años antes de posiblemente el partido más importante en su corta carrera.

La temporada pasada, Badstuber vivió el partido del Bayern como local por la Liga de Campeones desde la tribuna del Allianz Arena. Ahora estará en el centro de los acontecimientos en el campo de juego. “Creo que jugaré”, estimó el jugador del seleccionado sub-21. En lo que va de la temporada no se ha perdido aún ni un minuto de la Bundesliga y también participó en la victoria ante el Maccabi Haifa.

Junto a Daniel van Buyten (“es un jugador con experiencia, del que puedo aprender mucho”), Badstuber ya se ha mentalizado para enfrentar a sus posibles rivales Vincenzo Iaquinta y Amauri. “Hemos estado estudiando muchas jugadas y el entrenador ya nos ha contado algunas cosas sobre ellos”, comentó Badstuber, quien espera un “partido emocionante. La Juve es un equipo de mucho nivel, pero yo creo que ganaremos”.