presentada por
Menú
Objetivo Berlín

El Bayern busca los octavos

Prohibido meter la pata: luego de las cuatro victorias consecutivas, el Bayern quiere seguir en racha, también con un triunfo ante el Rot-Weiss Oberhausen en la Copa Alemana. Con una victoria ante los de la segunda liga, el Bayern no sólo accedería a los octavos de final, sino que seguiría ganando confianza para enfrentar al Hamburgo y a la Juventus.

“Oberhausen no será tan simple, justamente porque todos dan por sentado que ganaremos”, advirtió el manager del Bayern Uli Hoeness, antes del duelo ante los séptimos de la segunda liga. De todas formas la división de roles antes del encuentro está clara: “David contra Goliat”. Por un lado el 14 veces campeón, que la última vez que perdió en casa por la Copa fue hace 18 años, y por el otro, un equipo que ni en la Copa Alemana ni en la Bundesliga pudo vencer al Bayern.

“Cometeríamos un error si ya empezáramos a contar cuántos goles meteremos”, dijo también Miroslav Klose, y, más allá de la diferencia de categoría, pidió tomar al rival en serio desde el comienzo. Él mismo habría observado detenidamente en dos oportunidades, por TV, al rival de turno. “Es un buen equipo”, elogió el jugador del seleccionado. “Tienen un buen juego con el balón. No será tan simple”.

El Bayern puede considerar el triunfo por 2-1 en el derbi disputado ante el Nuremberg, o “muro de cemento” según Hoeness, como un anticipo del encuentro ante el Oberhausen. El equipo de Louis van Gaal tuvo dificultades ante un juego tan defensivo. “Ya hemos pasado por todas las experiencias”, dijo Hoeness: “Se está 90 minutos cerca del gol, se tiene 70 por ciento de posesión del balón y al final uno se queda con las manos vacías”.

Paciencia ante todo

“Uno sabe lo que ocurre en los partidos de la Copa Alemana, las historias que se han escrito ahí”, dice Klose sabiendo que la excesiva confianza puede jugar en contra y por eso exigió “convertir lo antes posible” contra un equipo que seguramente “jugará de forma muy defensiva”. El defensor Holger Badstuber aseguró: “Nos preparamos para este partido como para cualquier otro y vamos con la misma concentración”.

A pesar de las buenas intenciones, la máxima premisa es la paciencia, como lo fue ya ante el Nuremberg. “Cuando se tiene tantos partidos cada tres días, es seguramente posible que haya alguno en el que las cosas no salgan tan bien”, dijo Philipp Lahm. “Hay que ganarlos, sacárselos de encima y ya pensar en el próximo”.

El Oberhausen invicto en el Arena

Todavía no se sabe a qué jugadores convocará Van Gaal para el partido por la Copa Alemana. “Será una sorpresa”, dijo el holandés en una entrevista exclusiva con fcbayern.de, sin querer dar más detalles. Es muy posible que jugadores como Klose que hasta ahora jugaron poco, estén desde el comienzo en el campo de juego. “Sólo puedo dar todo en los entrenamientos, después el que decide es el entrenador”, dijo Klose con esperanzas de ser titular.

El Oberhausen se dirige a Munich con mucho ánimo, a pesar de haber perdido el fin de semana pasado 0-4 ante el Greuther Fürth. “No descarto que podamos derrotar al Bayern. Si no soñáramos con poder vencerlos, no tendría ningún sentido disputar el encuentro”, dijo el presidente Hajo Sommers. “En el Allianz Arena estamos invictos aún”.