presentada por
Menú
'Una buena semana'

El Bayern sigue recuperando terreno

Las victorias dan confianza. Luego del cuarto triunfo consecutivo en partidos oficiales, el último por 2-1 ante Nuremberg, el Bayern volvió a encaminarse lentamente hacia la punta de la tabla. “Era importante que ganáramos y que recuperáramos posiciones en la tabla. Ahora podemos seguir mirando hacia delante”, dijo el defensa Daniel van Buyten, quien marcó el gol de la victoria. “Fue una buena semana”, opinó el manager Uli Hoeness respecto al 5-1 en Dortmund, el 3-0 en Haifa y la victoria en el derby. “Cuando se gana tres veces, de manera clara, entonces las cosas van bien”.

A Hoeness se lo vio satisfecho al analizar el encuentro ante Nuremberg, aún cuando esta victoria haya sido “trabajada”. “Fue difícil jugar ante un equipo muy bien organizado y muy defensivo”, dijo el entrenador Louis van Gaal. “Pero estoy contento de que hayamos ganado. Y pienso que lo merecíamos”. Considerando que las estadísticas dan la ventaja a los bávaros con 23 tiros a puerta contra 6 del rival, 8-2 en tiros de esquina y 67 % de posesión del balón, no se lo puede contradecir.

“Hubiera sido terrible si hubiéramos perdido dos puntos aquí”, dijo Hoeness, quien se mostró sorprendido del juego extremadamente defensivo del Nuremberg: “En realidad no fue un derby. Fue más bien como el ratón ante la serpiente. Jugaron como un muro de cemento. He visto pocas veces un equipo que juegue tan defensivo, sobre todo cuando iban perdiendo”.

Al menos al principio, los del Nuremberg lograron poner en problemas al Bayern con esa táctica. “Los primeros 30 minutos nos resultaron difíciles. Nuremberg defendió con todo lo que tenía, era complicado encontrar un hueco”, dijo Thomas Müller. Hoeness atribuyó las deficiencias del comienzo al último partido de Liga de Campeones en Israel: “Cuando se tiene un viaje tan largo en las espaldas, uno no está tan fresco como para poder correr demasiado”.

Luego de tres o cuatro buenas oportunidades antes del entretiempo, la mejor la tuvo Mario Gómez con una volea que no llegó a conectar en el minuto 31, pero fue Ivica Olic quien en el minuto 55 quien se ocupó de poner al equipo en ventaja. Después del sorpresivo empate, en el minuto 73, por parte de Maxim-Erci Choupo-Moting, que acababa de ingresar al campo de juego (Van Gaal: “Cuando hacemos un gol, después no tenemos que subir con 7 hombres. Esto tiene que ser más razonable”), Van Buyten regaló al equipo de Van Gaal los tan importantes tres puntos. “El equipo reaccionó bien ante el 1-1 y al final pudimos ganar”, dijo conforme Philipp Lahm.

El Bayern va ahora por más triunfos. El martes deberá jugar ante Oberhausen el segundo partido por la Copa Alemana. Luego en Hamburgo el sábado que viene, y más tarde recibirá a la Juventus y al Colonia. El equipo muniqués tendrá que dejar los festejos de la Oktoberfest para más tarde. “Ahora no podemos pensar en eso. Ya tendremos tiempo de festejar, pero tenemos muchos partidos por delante y no queremos perder la concentración”, dijo Van Buyten.