presentada por
Menú
'Nuestro estadio, nuestra victoria'

Ganar para celebrar la Fiesta

El sábado a las doce dará comienzo una año más la Fiesta de la Cerveza. Entonces el alcalde de Múnich abrirá el primer barril y la cerveza correrá por toda la pradera donde se celebra la fiesta. Y durante la fiesta el FC Bayern quiere colaborar al buen ambiente festivo ganando sus partidos. "Tenemos unos partidos difíciles, pero tenemos que procurar mantenernos imbatidos durante la Fiesta de la Cerveza", asumió así Louis van Gaal la obligación moral de su equipo.

Y coincidiendo con el primer día de fiesta, al FC Bayern le espera el derbi bávaro, pues recibe la visita del 1.FC Núremberg. "Un derbi es siempre difícil. Hay siempre muchas emociones", reconoció Van Gaal. "Jugar contra el Núremberg es siempre algo especial. Es un derbi y sabemos como se calienta el partido", dijo Daniel van Buyten, prometiendo que el equipo "luchará a tope".

Tras tres victorias consecutivas, con un balance de goles de 11 a favor por 1 en contra, el Bayern quiere seguir aumentando esa estadística tan favorable. "Estamos haciéndolo bien, pero no nos podemos contentar. Ya hemos regalado suficientes puntos", advirtió Van Buyten, pues después de jugar la Champions, el equipo debe concentrarse de nuevo en la Bundesliga. "Es una tema de cabeza. Hay que volver a concentrarse totalmente".

Las cuentas de Van Gaal

"No podemos cometer ahora el error de relajarnos. Tenemos que tomarnos el partido contra el recien ascendido Núremberg muy en serio", enfatizó Karl-Heinz Rummenigge, pues la caza del liderato debe continuar. "Hago la cuenta de dos puntos de media, con 68 puntos podemos ser campeones", aclaró Van Gaal la situación en la Liga. "Esa media no la tenemos todavía. Si ganamos contra el Núremberg, tendremos 11 puntos de seis partidos".

"Nuestro estadio, nuestros seguidores – la victoria es una obligación", opinó Van Buyten. Pero los jugadores del Bayern de Múnich saben que el Núremberg, que no ha perdido todavía ningún encuentro fuera de casa, lo dará todo en la Allianz Arena. "No se puede infravalorar al Núremberg", advirtió Van Gaal.

No a las rotaciones

La primera victoria del Núremberg el fin de semana pasado contra el Mönchengladbach (1:0) impresionó al holandés. "Jugaron muy bien, con mucho orden, luchando y corriendo mucho", opinó Van Gaal. "Cierran espacios y entonces es siempre difícil". Esta experiencia la hicieron hace poco los jugadores del Bayern en el partido en Israel.

"No vamos a Múnich pensando que nos van a ganar", explicó el entrenador del Núremberg Michael Oenning, aunque no pueda contar con el capitán, Andreas Wolf, por sanción, ni con el delantero Isaac Boakye, que está lesionado. En el Bayern, Miroslav Klose, tras tomarse voluntariamente una semana de recuperación, podría volver al equipo. Pero el once inicial no lo quiere tocar mucho Van Gaal. "No soy amigo de las rotaciones", explicó. De las victorias durante la Fiesta de la Cerveza sí.