presentada por
Menú
Gómez marca

La selección alemana recupera actitud

La Bundesliga se tomó un descanso este fin de semana, pero para muchos jugadores del Bayern el sábado fue un día normal de trabajo. A nueve meses del Mundial de Sudáfrica, se disputaron importantes partidos clasificatorios. Algunos futbolistas muniqueses participaron también de encuentros amistosos.

A este último grupo pertenece el cuarteto del Bayern que forma parte normalmente de las convocatorias a la selección alemana. Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger y Mario Gómez arrancaron como titulares en la merecida victoria por 2-0 (PT 1-0) ante el anfitrión de la Copa del Mundo, Sudáfrica. Miroslav Klose entró en el segundo tiempo para reemplazar a Gómez y participó, de esta manera, de su partido 90 en la selección alemana.

Gómez marcó el 1-0

En el renovado estadio BayArena de Leverkusen, el equipo germano fue superior a su rival. Sobre todo al comienzo, en el que trasladaron muy bien el balón entre las líneas y tras una gran combinación llegaron al gol de Gómez que significó el 1-0, en el minuto 36. Después, el equipo de Joachim Löw siguió dominando el encuentro, pero no atacó con la misma determinación. El portero Rene Adler salvó dos veces al equipo del empate con dos grandes paradas (37’, 66’). Recién en el minuto 77, Mesut Özil aseguró el 2-0, tras una jugada previa entre Schweinsteiger y Klose.

“Fue un buen partido“, consideró Gómez tras finalizar el encuentro, “hemos jugado mejor que las últimas veces y marcamos dos buenos goles”. El entrenador alemán habló de “muchas buenas jugadas. Se combinó mejor que las últimas veces”. Con una actitud renovada, el conjunto germano irá el miércoles en busca de tres puntos ante Azerbaijan que lo acerquen al Mundial.

Prueba exitosa para Holanda

Arjen Robben y Edson Braafheid también participaron de un partido amistoso el sábado por la noche con la selección holandesa ante Japón, al que vencieron por 3-0 (0-0). Robin van Persie (69’), Wesley Sneijder (73’) y Klaas Jan Huntelaar (87’) marcaron para los europeos. Robben salió en el segundo tiempo y Braafheid no jugó.
El miércoles que viene, Holanda enfrentará a Escocia de visitante por la clasificación para el Mundial. Aunque tras siete victorias en siete encuentros, el equipo de Bert van Marwijk ya está clasificado para la Copa del Mundo.