presentada por
Menú
Fiesta de la Cerveza y el derbi

Tymoshchuk por primera vez

Los pantalones de cuero le quedan bien. Hace tres semanas Anatoliy Tymoshchuk se puso el traje típico bávaro para una sesión de fotos del patrocinador del FC Bayern, Paulaner. "Me sentí bien con el patalón de cuero", comentó el jugador. Pues pronto podrá volver a ponérselo, pues el sábado empieza la Fiesta de la Cerveza. "Es una importante fiesta bávara", dijo el ucraniano.

Poco después de que el alcalde de Múnich con la tradicional apertura del primer barril de cerveza, dé por comenzada la fiesta, el jugador se pondrá el pantalón corto. El Núremberg visita al Bayern de Múnich en la Allianz Arena. Y también sobre el derbi bávaro ha oído ya hablar Anatoliy Tymoshchuk. "Me han contado muchas cosas sobre estos partidos", explicó. Pero motivación extra no necesita el jugador, pues dejó claro que para él, "cada partido es como un derbi".

Hace dos años ya jugó contra el Núremberg. En la fase de grupos de la Copa de la Uefa, el Núremberg y el antiguo equipo del ucraniano, el Zenit de San Petesburgo, empataron a dos. "Tengo claro que darán todo, como si fuese su último partido, pero para nosotros también es un partido importante".

"No tenemos porque escondernos"

El entrenador Michael Oenning anuncia que su equipo luchará, pues "por supuesto podemos ganar algo". El recien ascendido, que el sábado pasado ganó su primer partido de la temporada (1:0 contra el Borussia Mönchengladbach), no ha perdido todavía ningún partido fuera de casa (0:0 en Stuttgart y 1:1 en Frankfurt). "No tenemos porque escondernos".

Pero el balance de partidos disputados por el FC Bayern en época de la Fiesta de la Cerveza, no es para que esté tranquilo: de 73 partidos en casa, sólo ha perdido 7. Y además eso ya lo sabe el Núremberg, pues en los dos últimos años, perdió los dos partidos. El año pasado en la Copa (2:0) y hace dos en encuentro de Bundesliga (3:0).