presentada por
Menú
Con buenas sensaciones

Demonstración de fuerza del Bayern

Tal vez tuviese que ver la amenaza de volver a Múnich en el autobús del equipo, para que el FC Bayern no se relajase y con una clara victoria por 0:4 (0:3) sobre el Eintracht de Frankfurt, se clasificase para los octavos de final de la Copa DFB. Si hubiera habido que jugar la prorroga o llegar a los penaltis, no hubiera habido casi tiempo para tomar el último avión a Múnich y la consecuencia hubiera sido pasar por la noche unas cuantas horas en el autobús.

Tal vez tuvo que ver el "día perfecto" que el entrenador del Eintracht Michael Skibbe, había pedido a sus jugadores para poder superar al FC Bayern, para que el equipo de Múnich superase con gran superioridad, ante los 51.500 espectadores que llenaban el Commerzbank-Arena y con los goles de Miroslav Klose (14. y 19.), Thomas Müller (29.) y Luca Toni (52.), el tercer obstáculo en su camino hacia Berlín (ciudad donde se disputa la final de la Copa).

"El FC Bayern ha sido en todos los aspectos superior a nosotros", reconocía el presidente del Eintracht Heribert Bruchhagen, mientras que Skibbe hablaba de "una diferencia de calidad desde el primero hasta el último minuto". Únicamente diez minutos resistieron los jugadores de la ciudad del Meno, antes de que el FC Bayern se hiciera con los mandos del partido y con tres goles en 15 minutos dejase la eliminatoria sentenciada.

"Está muy bien ver fútbol toda una hora sin ningún tipo de nervios", se alegraba el directivo del Bayern Uli Hoeness tras acabar el partido y añadió: "hoy hemos estado muy bien y por eso el Frankfurt no ha tenido ninguna oportunidad". Después de perder por tan poco el partido del sábado, el Eintracht "ha creído que podían jugar de igual a igual. Ese ha sido el gran error. Cuando el Eintracht juega contra nosotros de igual a igual, no tiene ningua posibilidad de ganar", opinaba Hoeness.

También Louis van Gaal era "un entrenador satisfecho, porque hemos jugado un buen partido. Durante 75 minutos hemos mantenido el orden, hemos mostrado agresividad y hemos presionado", dijo el entrenador tras la clara victoria. A diferencia del partido del sábado en Múnich, el Eintracht ha jugado esta vez "más ofensivo". Por eso ha sido para su equipo "algo más fácil". "Hoy nos hemos puesto pronto por delante en el marcador, eso nos faltó el sábado en casa", dijo Thomas Müller.

Pero nadie en el equipo quería perder mucho tiempo con la victoria (Van Gaal: "toda victoria supone mayor confianza. Por eso ha sido importante ganar"), pues el equipo tiene por delante importantes encuentros en los próximos días. Después del partido en Stuttgart el sábado, el martes disputa la vuelta de la Liga de Campeones contra el Burdeos y cuatro días después, es el Schalke 04 el que visita el Allianz Arena.

"0:4 es una clara victoria, lo mismo tenemos que hacer en los próximos partidos", pedía el doble goleador del partido, Miroslav Klose, que coincidía con Hoeness: "Hemos ganado dos veces en la Bundesliga y en la Copa. Con la confianza de los últimos partidos tenemos que empezar una buena racha", opinaba el directivo, para quién el equipo ha recuperado las buenas sensaciones. "Es el FC Bayern que ha mostrado su fuerza, que juega un fútbol dominante. Si el Bayern juega como hoy, muchos contrarios harán el mismo papel que hoy el Eintracht".