presentada por
Menú
Derby del sur

El Bayern no espera 'un partido fácil'

Ganó dos encuentros de liga consecutivos, subió del octavo al cuarto puesto y además jugó un gran partido el miércoles ante el Eintracht Frankfurt (4-0) por la Copa Alemana. Con estos buenos antecedentes recientes, el Bayern enfrentará este sábado al Stuttgart en el clásico derby del sur. “Tenemos confianza. El 4-0 fue el mejor partido desde que llegué al equipo”, dijo Louis van Gaal y agregó: “Si ganamos dos partidos más, nos ubicaremos primeros o segundos”.

Los bávaros irán entonces a Stuttgart en busca de la primera de estas victorias. En las últimas semanas, el rival viene haciendo el camino inverso del Bayern. Tras tres partidos consecutivos sin ganar, descendieron al puesto número 14 de la liga, con los mismos puntos que el Bochum, que se encuentra anteúltimo. En total, el Stuttgart ha perdido los últimos cinco partidos oficiales y el martes pasado se despidieron de la Copa Alemana al ser derrotados por el Greuther Fürth de la segunda liga por 0-1.

Pero justamente esa serie negativa, vuelve al Stuttgart impredecible. Mario Gómez habló de una “caja de sorpresas”, refiriéndose a lo que le espera al Bayern en Stuttgart. Van Gaal utilizó un refrán holandés para advertir a sus jugadores: “Un gato en un pequeño espacio, da saltos extraños” y opinó que el Stuttgart es mejor de lo que refleja la tabla. “Creo que el Stuttgart es un buen equipo con gran calidad individual”.

Van Gaal ve con buenos ojos que el Stuttgart mantenga la confianza en su entrenador Markus Babbel. “Me parece muy bien que los directivos de ese club le den tiempo al entrenador. Un entrenador precisa tiempo y confianza”. Y naturalmente también resultados. Pero, según los planes del equipo muniqués, los de Stuttgart deberán esperar hasta la próxima semana para conseguirlos. “Les deseo que vuelvan a la senda del triunfo y asciendan en la tabla, pero después de haber jugado contra nosotros”, dijo Philipp Lahm.

El Bayern espera una gran resistencia

“El Stuttgart pertenece por su calidad, al mejor tercio de la Bundesliga”, advirtió el ex jugador del Stuttgart ante la posibilidad de que se subestime al equipo. “He visto sus últimos partidos. Están muy metidos en el partido, se mueven mucho, intentan todo y tienen muchas ocasiones, pero no las aprovechan”, dijo Lahm y opinó que “el sábado saldrán a darlo todo”.

Es decir, que deben estar preparados para encontrarse con mucha resistencia. “Sin dudas, será un partido difícil para nosotros“, opinó Gómez, en la víspera de su regreso a Stuttgart con la camiseta del Bayern. También Lahm espera un derby muy peleado: “Debemos hacerles frente y aprovechar nuestra calidad. Creo que si logramos marcar el primer gol, se pondrán inseguros y no podrán darlo vuelta”.

El objetivo es la punta

Y justamente esa inseguridad, es la que el entrenador del Stuttgart intenta quitar de la cabeza de sus jugadores antes del derby del sur. “No podemos tener miedo”, enfatizó el ex jugador del Bayern, “en Frankfurt hemos podido ver, de lo que es capaz el Bayern cuando se enfrenta a un equipo con miedo. Nuestro lema es: juego ofensivo y controlado”.

En estos momentos reina la esperanza en Munich. “Estamos menos pendientes de nuestros rivales e intentamos hacer nuestro juego”, dijo Gómez. Ya que el Bayern, que aún no sabe si podrá contar con Arjen Robben (“un interrogante”, según Van Gaal) para el próximo encuentro, no tiene nada que regalar. “Queremos y debemos hacer una serie de buenos partidos para quedar arriba en la Bundesliga”, dijo Lahm. Miroslav Klose enfatizó: “Todos saben lo que en este momento es lo más importante: llegar a ser primeros lo antes posible”.