presentada por
Menú
Necesidad de ganar

El Bayern quiere recuperarse ante el Frankfurt

El Bayern se encuentra bajo presión: tres días después de la derrota en la Liga de Campeones ante el Girondins Bordeaux, el equipo muniqués debe y quiere resarcirse el sábado, en el partido de Bundesliga ante el Eintracht Frankfurt. Con la victoria número 850 en la historia de la Bundesliga, el Bayern podría acortar la distancia con los equipos que lideran la tabla.

“Ahora se trata de que el equipo reaccione. El sábado tenemos que arrancar contra el Frankfurt y anotar enseguida”, dijo el directivo del club, Karl-Heinz Rummenigge, antes de uno de los dos duelos que deberán disputar con los de Hessen en los próximos cinco días, y exigió “otra actitud” que la mostrada ante los franceses. “Es necesario un mejor y mayor rendimiento que el visto en el primer tiempo ante el Bordeaux”.

Con la bronca, el cambio de la Liga de Campeones a la Bundesliga resultaría más fácil, opinó el capitán Mark van Bommel: “Cuando uno pierde, es más fácil recuperar el rumbo”. Los del Frankfurt saben que los del Bayern saben hacerlo: hace seis meses, el club muniqués se desquitó de la frustración por la derrota 0-4 ante el Barcelona, con un 4-0 ante los de Hessen.

“Somos personas y no máquinas y como tales podemos cometer errores, eso se pudo ver ante Bordeaux”, opinó el viernes el entrenador Louis van Gaal antes de finalizar el entrenamiento y agregó, “debemos aprender de nuestros errores y hacer un mejor partido que en Bordeaux. Necesitamos resultados, lo sé y también lo saben los jugadores”, continuó el holandés.

Saben llegar al gol

A diferencia de otros equipos visitantes, este sábado en el Allianz Arena, Van Gaal espera que el Eintracht no se pare tan atrás. “El Frankfurt tiene un muy buen equipo, que sabe llegar al gol“, dijo el entrenador sobre el plantel de su colega Michael Skibbe, que con 13 puntos en los primeros nueve partidos, ocupa de momento el noveno puesto en la tabla.

Luego de la derrota en Bordeaux, Van Gaal busca una mayor conexión con sus jugadores. “Cuando perdemos, prefiero tener charlas individuales”, informó el entrenador de 58 años. Más allá de eso, la preparación para el partido sería “como siempre”, dijo confiado sobre el encuentro ante el Frankfurt: “En el mundo del fútbol siempre es así: si mañana ganamos, todo se verá muy diferente”.