presentada por
Menú
’Por lo menos un punto’

El Bayern quiere seguir primero

Franck Ribéry y Arjen Robben se tuvieron que quedar en Múnich, pero incluso sin sus dos estrellas el FC Bayern quiere seguir la buena racha en la Liga de Campeones. "Vamos a Burdeos para ganar allí", dijo Miroslav Klose antes de volar hacia la ciudad francesa para jugar contra el Girondins.

"En Burdeos queremos mantener la primera posición", dijo el portero Jörg Butt ante el duelo con el equipo que va segundo pero con los mismos puntos que el Bayern. El 3 de noviembre será el Burdeos el que visite la Allianz Arena. "En mi opinión estos dos partidos se tienen que ver en conjunto. La situación ideal para nosotros sería conseguir cuatro puntos", explicó el presidente Karl-Heinz Rummenigge, ante la vuelta al lugar donde el club consiguió su única Copa de la UEFA.

Rummenigge pide un punto

Fue en 1996 cuando el FC Bayern dirigido por Franz Beckenbauer, con dos claras victorias (2:0 y 3:1), completó la colección de títulos de torneos europeos. "Fue un partido sensacional", recordaba Rummenigge. Ahora son Louis van Gaal y sus jugadores los que tienen que allanar en Burdeos el camino para alcanzar los octavos de final.

"Estamos ahora en la Champions League en una fase, en la que no nos podemos permitir debilidades. Tenemos que puntuar en Burdeos, para no tener demasiada presión en la última jornada en Turín", pedía Rummenigge. La Juventus está a dos puntos en la tercera posición y juega el miércoles contra el Maccabi Haifa (0 puntos). "Queremos defender el primer puesto, para ello tenemos que ganar por lo menos un punto", dijo Van Gaal en la conferencia de prensa en Burdeos. "Si perdemos, no quedaremos demasiado bien en la tabla", opinaba Luca Toni.

¿Quién jugará por Braafheid?

En el Bayern hay unanimidad en que el Burdeos es un contrario difícil – aunque los franceses hayan perdido últimamente dos veces seguidas en la liga. "En Turín se llevaron un punto muy merecidamente. Es un buen equipo con buenos jugadores individuales", dijo Lahm. "Tendremos que trabajar bastante", opinaba Daniel van Buyten, al mismo tiempo que advertía de la calidad de la estrella del Burdeos Yoann Gourcuff: "Es un jugador muy completo".

El Bayern en cambio no puede contar con sus dos "armas" (Van Buyten) Ribéry y Robben. "A Franck y a Arjen no se les puede sustituir", dijo Van Gaal, que además tendrá que renunciar a Ivica Olic por desgarramiento muscular. Y a última hora también faltará el lateral izquierdo Edson Braafheid por una dolencia muscular en el muslo. Por el holandés podría jugar Daniel Pranjic o Philipp Lahm cambiar el lateral y por ejemplo Hamit Altintop se sometería a una prueba como lateral derecho.

Van Gaal indicó de todas formas, que a excepción de la posición de Braafheid no habrá ningún cambio en el once inicial. También el sistema 4-4-2 será el mismo que en la última victoria por 2:1 en Friburgo. "No veo ningún motivo para cambiarlo", dijo el holandés. Los dos delanteros entonces volverán a ser Toni y Klose, apoyados por Thomas Müller. "Vamos a Burdeos después de ganar en Friburgo", dijo el joven delantero y añadió seguro de si mismo: "creo que ganaremos allí".