presentada por
Menú
Regreso a Stuttgart

Gómez: 'Es un partido muy especial'

Para la mayoría de los jugadores del Bayern, el partido ante el Stuttgart es uno más. Pero no para Mario Gómez. Tras vestir durante ocho años la camiseta del Stuttgart, el delantero de la selección alemana fichó el pasado verano por el equipo muniqués. El sábado, el jugador de 24 años volverá a la que fue su ciudad durante los últimos años.

“Por supuesto, que es algo especial volver a mi viejo club“, dijo Gómez el viernes antes del último entrenamiento en Munich de cara al partido. Un total de 63 goles en 121 partidos de Bundesliga, le hace recordar “muchos grandes momentos“ con su anterior camiseta, con la que anotó su último gol justamente en la derrota por 1-2 ante su actual equipo.

Con bastante preocupación, Gómez observa la evolución de su ex equipo, que se encuentra actualmente en el puesto 14 de la Bundesliga, sin triunfos aún en la Liga de Campeones y eliminado el último martes de la Copa Alemana por Greuther Fürth, de la segunda liga. Además, perdió lo últimos cinco partidos, en los que sólo consiguió dos goles. Sólo tres equipos han marcado menos goles que el Stuttgart en la liga. “Sin dudas, extrañamos a Mario Gómez“, explicó el entrenador Markus Babbel.

“Deseo de corazón, que el equipo salga de la crisis y que vuelva a sumar rápidamente puntos. Pero no desde el sábado, sino a partir de la próxima semana“, señaló Gómez, que aún mantiene “muy buenos contactos“ con muchos de sus ex compañeros. A pesar de ello, el sábado no quiere ni puede “tenerles consideración. En los 90 minutos tendré que dejar la amistad de lado. Eso haré, y después seguiré apoyando al Stuttgart para que salga adelante“.

Todo por un gol

De todas formas, no está decidido aún si el jugador de raíces españolas formará parte del once inicial en el estadio Mercedes-Benz-Arena. “¿Quién sabe?“, dijo el entrenador
Louis van Gaal acerca de la posible titularidad de Gómez, al mismo tiempo que aclaró que el ya le había dado anteriormente a otros jugadores la posibilidad de enfrentar a sus ex equipos.

“Quiero jugar, si el entrenador está convencido de que debo hacerlo“, indicó Gómez y agregó: “Me siento preparado y espero volver a recuperar pronto la confianza del entrenador“. Pero incluso, si “sólo“ juega unos minutos, dice que intentará “poner lo mejor de mi. Haré todo lo posible para marcar un gol“.

Emociones encontradas

En el caso de anotar, no piensa en un gran festejo de su parte. “No quiero provocar a nadie“, aclaró Gómez, que dice contar con las “emociones encontradas“ de los aficionados del Stuttgart. “Creo que muchos se alegrarán y otros no tanto. Aunque la mayoría sabe todo lo que hice por el Stuttgart“.

Por eso, evalúa dos posibilidades: “Celebraré de forma muy introvertida, o tal vez saldré corriendo de alegría fuera del estadio, donde nadie me pueda ver“.