presentada por
Menú
"Es frustrante"

Contra Schalke faltaron unos centímetros

Al Bayern se le veía en la cara la frustración cuando abandonó la Allianz Arena: “Lo intentamos todo pero lamentablemente el 1-1 no es suficiente para nosotros” dijo Mark van Bommel sobre el empate con Schalke; “No nos pueden acusar de no habernos esforzado, momentáneamente no tenemos suerte, hoy intentamos darle la vuelta pero no lo logramos” opinó Miroslav Klose. Louis van Gaal sentenció „Es frustrante“.

Otra vez el equipo dominó al rival y creo opciones de gol, otra vez se perdió la oportunidad de quedarse con los tres puntos. “Con excepción de los primeros 10 minutos, jugamos de forma dominante, tuvimos opciones de anotar en las que nos faltaron 5, 4, 3, 2 centímetros. Es frustrante”, analizó el entrenador.

Uli Hoeness también estaba “descontento con el resultado”, aunque en lo deportivo el gerente fue testigo de “una notable mejora” en comparación con el 2-0 contra el Burdeos pocos días antes. “Fue un partido bueno” en el que el equipo “puso el ritmo y creó muchas opciones de gol, no tantas que fueran 100 por ciento, pero si suficientes, pero tenemos mala fortuna, en estos momentos la suerte no está de nuestro lado”.

15-5 disparos al arco, 61 por ciento de dominio de balón, son estadísticas que al final le muestran al Bayern “que el fútbol es un deporte de goles” como anotó van Gaal. Y contra el Schalke el único que logro hacer que el balón superara la línea de meta fue Daniel van Buyten (minuto 31); Joel Matiz igualó poco antes de finalizar el primer periodo (minuto 43) al anotar de cabeza, luego de un tiro libre, para los hasta entonces principalmente defensivos integrantes del Schalke.

Después de ello “hicimos todo lo posible para darle la vuelta al partido”, contó van Bommel, pero al Bayer no lo acompañó la fortuna en la definición: en una ocasión fue Marcelo Bordon el encargado de rechazar en la línea de gol (minuto 45+1), luego Klose cabeceó por fuera (minuto 62), y Anatoliy Tymoshchuk sacó un disparó rozando el paral (minuto 77). “Tuvimos tres, cuatro, grandes oportunidades, si metemos una ganamos el partido” concluyó el capitán del Bayern.

Al final del club de Munich tuvo que darse por satisfecho con el empate a un gol; el balance de la jornada 12 del campeonato es que en vez de superar al Schalke en la tabla, el Bayern sigue en la casilla 8 a 6 puntos del líder, Leverkusen. “Tenemos que jugar con constancia y entonces ganaremos los partidos y empezaremos a escalar” anotó van Bommel.

Inmediatamente después de la pausa por los juegos de las selecciones nacionales, el Bayern tendrá la oportunidad de recortar la distancia con la punta del campeonato. En la Allianz Arena el próximo rival será Leverkusen: “Hay que ir por ellos, lo positivo es que nada está decidido, las cosas pueden dar la vuelta con gran rapidez”, recalcó van Bommel.